Carta de Antonio Garrigues a Joaquín el Lobo

El ilustre jurista se despide de su amigo almeriense de la infancia

El abogado Antonio Garirgues y su amigo Joaquín que acaba de fallecer.
El abogado Antonio Garirgues y su amigo Joaquín que acaba de fallecer.

Amigo Joaquín:


Cuando desaparece una figura como la de Joaquín lo primero que hay que decirle para que se entere bien, es gracias por todo lo que has sido y todo lo que nos has dado siendo un ser positivo, lleno de sentido del humor y más generoso que nadie.


Pero los que no le conocieron, habrá que informarles que nadie supo con certeza por qué se le apodaba “El Lobo”, entre otras cosas porque no tenía ninguna de las características de un animal tan agresivo. Fue para todos los que le conocimos en nuestra tierra de Garrucha (Almería) –un lugar especial donde se pescan y se comen las mejores gambas del mundo- una referencia constante que irradiaba amistad y “convivencialidad”.



Insisto, hay que darle las gracias con mucho énfasis. Se te recordará, Joaquín, revestido de grandeza de espíritu y ánimo, y como persona divertida y original. Nunca caíste en la rutina ni en la monotonía.


Habrá que encontrar caminos para que su memoria no se apague. Siempre existe la solución de un premio que lleve su nombre y que reconozca a personas de sus características. Pero no estoy seguro si eso le gustaría. Propongo que pensemos en otras soluciones menos convencionales. Yo daré vueltas a la organización de un campeonato de fútbol porque tuve el privilegio de jugar con él muchos partidos en los que aprendimos más bien a perder que a ganar, y a dar y recibir patadas en todas sus formas. Seguiremos jugando, Joaquín. Dalo por seguro.



Madrid. 13 de febrero de 2021

 

Temas relacionados
Garrucha Colegio de Abogados

para ti

en destaque