Lazos naranjas y distancia de seguridad: Almería protesta contra la ‘Ley Celáa’

Dos minutos de silencio y una caravana el domingo completan las movilizaciones

A las once y media de la mañana de este miércoles, los centros educativos concertados de Almería participaban en una protesta coordinada y nacional para tratar de para lo que algunas voces consideran ya como algo inevitable: la aprobación y posterior aplicación de la popularmente conocida como 'Ley Celáa'.


Con chalecos naranjas y lazos del mismo color colgando de las ventanas de centros educativos como el Amor de Dios, el Stella Maris, la Compañía de María, la SAFA, La Salle o La Salle Chocillas, profesores, alumnos y padres guardaban (en cantidades tan solo representativas para evitar multitudes y guardando siempre las distancias de seguridad) dos minutos de silencio seguidos de la lectura de un manifiesto y el anuncio de la que será la próxima movilización: una caravana que el domingo recorrerá las principales calles del centro de la ciudad.


"Dentro de este barrio tenemos una gran demanda de familias que piden estar en este colegio: los padres eligen y los niños se escolarizan donde lo piden", explica Cristina Jurado, directora del Amor de Dios. "En caso de que se aprobara la ley, la delegación repartiría al alumnado en función de las necesidades que haya primero en los centros públicos: primero se completarían las plazas de los centros públicos y los demás se recolocarían en centros concertados", resume Jurado.


¿El problema? De esta forma, los concertados no cumplirían con la ratio y se eliminarían unidades educativas. "El objetivo es ir vaciando los concertados y llenar unos colegios públicos que las familias no han elegido, por lo que sea", sentencia Cristina Jurado.


"No es solo una movilización de la escuela concertada: es también una movilización de padres con hijos con necesidades educativas especiales,... Hay muchas personas que no están de acuerdo con esta ley", explica la directora del Amor de Dios.



La movilización se ha producido en otros centros de la capital, como el Stella Maris, donde, portando el famoso lazo naranja característico de la campaña promovida por la plataforma “Mas plurales” a nivel estatal, la directora del centro, Carmen Muñoz, realizaba la lectura del manifiesto pidiendo la protección y la continuidad de la pluralidad del sistema educativo actual, sin restringir la libertad de los ciudadanos y su derecho a la libertad de enseñanza. La lectura del manifiesto ha terminado con un aplauso por parte de todos los presentes, quienes han acudido a la cita unidos por un mismo objetivo: "un sistema educativo más equitativo, de calidad y que contribuya a una sociedad mejor."


 

Temas relacionados
Educación Ley Celáa

para ti

en destaque