Muere una mujer de 96 años contagiada de Covid en la residencia de El Zapillo

Tenía diferentes patologías y estaba en Torrecárdenas, donde hay otros dos mayores del centro

La mujer ha fallecido en el Hospital Torrecárdenas.
La mujer ha fallecido en el Hospital Torrecárdenas. La Voz

Una mujer de 96 años que padecía diferentes patologías y que contrajo el Covid-19 en la residencia de mayores de El Zapillo ha muerto la tarde de este sábado en el Hospital Torrecárdenas de la capital. Los médicos de cuidados intensivos no han podido hacer nada por salvar su vida, teniendo en cuenta que, además de haber sido contagiada por el coronavirus, se encontraba ya en muy mal estado previamente. 


En la actualidad, otros dos mayores de esta residencia de titularidad pública de Almería también se encuentran en el Hospital Torrecárdenas, otro hombre de edad muy avanzada que ha sido ingresado en planta y otro mayor que ha tenido que ser evacuado esta tarde en ambulancia al servicio de Urgencias al sufrir un ictus


Estos ingresos hospitalarios se han producido después de que la residencia haya sido medicalizada y de que la Consejería de Salud haya confirmado este mismo sábado que 67 personas habían dado positivo, 47 residentes y 20 trabajadores.


La gran mayoría de los mayores afectados por el virus que siguen en el centro se encuentran en buen estado, e incluso algunos de ellos ni siquiera tienen síntomas o son muy leves, según fuentes sanitarias. Los residentes  se encuentran ya aislados al igual que quienes no han contraído el virus. El centro tiene ahora 119 personas personas ingresadas.


Salud ha informado de que  la residencia ya está medicalizada y que al frente del equipo del SAS se encuentra el especialista en Medicina Interna de Torrecárdenas Serafín López Palmero. Junto a él trabajan médicos y enfermeros del Distrito Sanitario Almería de Atención Primaria. De esta forma, se ha puesto en marcha el mismo dispositivo que en la primera oleada de la pandemia, que tan buenos resultados ofreció en la provincia.



“Estamos poniendo todo lo que está en nuestra mano para que en esta batalla los mayores afectados sean atendidos de la mejor forma posible”, decía a LA VOZ la delegada del Gobierno andaluz en Almería, Maribel Sánchez -antes de que se conociera la muerte de la residente- quien afirmaba que ahora mismo la residencia de El Zapillo es “la principal preocupación” de la Delegación de Salud, de forma que se están buscando todos los recursos necesarios para poder controlar el virus. 


Refuerzos De esta forma, Salud está buscando profesionales con experiencia, preferentemente entre los que ya formaron parte de los primeros centros medicalizados, para incorporarlos a este centro. No en vano, como expone la delegada, hace muy poco consiguieron curar a más de 90 mayores que contrajeron la enfermedad en las residencias almerienses.


Y sin duda que la incorporación más relevante será la del internista Nicasio Marín, quien pese a que hace semanas se trasladó al Hospital Carlos Haya de Málaga, ha decidido prestarse voluntario para ayudar a sus compañeros a combatir el virus en la residencia almeriense y el lunes estará de vuelta en la provincia. Marín sabe que volverá a ser duro, ya que él mismo estuvo al frente de la medicalización de las residencias de Íllar y Santa Teresa Jornet de la capital, aunque confía en que en tres semanas la situación pueda quedar controlada en el centro.


Otra cosa es la situación en el exterior, en la provincia de Almería, donde según Marín ya puede hablarse de una transmisión comunitaria, y la vuelta del virus a las residencias sería una de sus consecuencias. A su juicio, el hecho de que el coronavirus esté circulando libremente por la comunidad en la provincia también está relacionado con la falta de medidas en otras zonas.


Nuevo máximo diario “Es la consecuencia de no actuar en Barcelona hace más de tres semanas, no se hizo nada y el virus se extendió a Navarra, Valencia, Murcia y a Almería”, afirma. Esta inacción y otras circunstancias particulares de Almería, como la llegada del virus desde África, también en patera, como sucedió ayer con cinco personas,  han llevado a que la provincia se haya convertido en el primer foco de la expansión del virus en Andalucía. 


Ayer, la provincia volvió a registrar otro máximo diario de casos, 158, con tres nuevas hospitalizaciones. Con ello, los ingresados en hospitales son ya 54, más de la tercera parte de toda Andalucía (158) ,  de los que 14 están en la UCI, casi la mitad de la comunidad autónoma (29).

 

para ti

en destaque