La calle Trajano contará con un nuevo edificio donde estuvo el pub Jarapa

La vieja finca perteneció a la familia del emigrante Gómez y será demolida en su integridad

Los trabajos de demolición del viejo edificio ocuparán toda la manzana desde la calle Sócrates hasta Conde Ofalia.
Los trabajos de demolición del viejo edificio ocuparán toda la manzana desde la calle Sócrates hasta Conde Ofalia.

El viejo caserón donde estuvo el  pub Jarapa y el comercio de moda Paprika, se convertirá en un año en un nuevo edificio al comienzo de la calle Trajano. En estos días, el estrecho espacio aparece asaeteado por vallas metálicas previo a su demolición integral, puesto que es un inmueble sin ningún grado de protección patrimonial.


La finca urbana con la nueva construcción se destinará a viviendas y a bajo comercial. A su lado hay otra finca de otros propietarios, donde antes estuvo una administración de lotería y después una heladería y al lado una joyería. Este inmueble también será derribado pero no está prevista, por ahora, una nueva construcción, con lo cual quedará un solar expedito haciendo esquina con la calle Conde Ofalia.


La promotora de esta obra mayor es Indalo Verde y el constructor es la sociedad Traycisal, que tiene como plazo de ejecución del derribo hasta marzo de 2021.

El arquitecto redactor del  proyecto es José Díaz Torres, de Díaz Tera Arquitectos, y Manuela Porcel Román es la coordinadora de Seguridad. Con anterioridad hubo un proyecto promovido por los propietarios del inmueble, la familia Gómez, que se inició en 2010, bajo la dirección del arquitecto Francisco Ropero Amate y la constructora Indalsur, pero no pudo ser ejecutado.



El inmueble, que aparece apuntalado, tiene unos 240 metros construidos y salió a la venta en 2017 por un valor de 400.000 euros. 

La finca fue adquirida en 1957 por un emigrante almeriense retornado, de la familia Gómez, que rehabilitó este céntrico edificio que da también al colindante callejón de la calle Sócrates. En la parte superior vivió la familia propietaria y en los bajos una señora llamada doña Justa.


Con el paso de los años se abrió en el bajo un bar de tapas regentado por Julio Gómez, que otro hostelero transformó en coctelería y establecimiento de zumos naturales.


En 1996 fue cuando abrió sus puertas el clásico Jarapa, un bar de copas muy popular durante dos décadas por su música pop/rock de los 70, 80 y 90. El recinto, de escasa dimensión, fue hasta febrero del pasado año, uno de los puntales de la zona de copas del centro de la ciudad.

Estuvo regentado por David García, quien abrió también dos Jarapas más, tras el éxito inicial del primero. 


En la actualidad continúa abierto El Tren de Largo Recorrido con el mismo espíritu que el Jarapa inicial en la calle Dalía. En el Jarapa de la calle Trajano también trabajó Ivan González, de la emisora SI FM Radio.


Jarapa, como Vértice, Vhada o Guarapo y otros tantos,  llegó a convertirse hace años en un pub de culto en la noche y madrugada del centro de la ciudad.Era un local orientado a un público de más de 30 años donde sonaba música nacional desde Héroes del Silencio a Hombres G o Tan tan Go hasta Queen o U2.


Los jaraperos eran fieles clientes de este espacio que fue cerrado finalmente en febrero de 2016, en ese espacio ubicado en el comienzo de la calle Trajano, una de las zonas más concurridas de la noche y la madrugada almeriense. El futuro del edificio será su definitivo derribo y la construcción de un nuevo inmueble de varias plantas con bajo comercial.


 Es cuando uno abandona  la luminosa Plaza Marqués de Heredia - donde estuvo la medieval Puerta del Sol- con los veladores del Colón y los niños jugando entre maceteros, e ingresa  en la calle con nombre de emperador romano, dejando atrás al vendedor de los ciegos, cuando parece que se entra en la dimensión más sombría de la ciudad, allí donde el sol no llega, allí donde emerge el edificio del Jarapa con su puerta rejera cerrada a cal y canto y donde dentro quizá sobreviva, solitaria, la lengua de los Rolling, presidiendo la barra, entre botellas vacías de pálido licor.


Una calle que es ya toda peatonal
La calle Trajano, que comienza en  el edificio que está a punto de derribarse y finaliza en la calle Real, antes de la subida por Eduardo Pérez, se ha convertido con la última reforma municipal en una vía totalmente peatonal. Se ha renovado su piso y las zonas de jardinería y alumbrado.


 

Temas relacionados
Medios de comunicación Música Construcción Tapas Pubs Comercio

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería