El Maker Space de La Jaquería: un sueño que por fin se ha hecho realidad

Almería ya cuenta con un espacio de trabajo colaborativo para los amantes del mundo ‘maker’

Foto de familia de algunos miembros y fundadores de La Jaquería
Foto de familia de algunos miembros y fundadores de La Jaquería Remedios Fernández

“Pienso que este es el arranque de una etapa nueva”, dice Adolfo Rosillo. “La maduración de algo que lleva mucho tiempo fraguándose. Que surja un ‘hackspace’ en Almería me parece importante porque ata dinámicas del pasado, y las dota de futuro. Esa es la clave. No sé cómo esto se va a articular con lo anterior..., pero me parece que este es un espacio lleno de posibilidades”.


Adolfo es profesor de la Escuela de Artes, mediador de muchos proyectos que unen el Arte y la Tecnología, y uno de los fundadores de La Jaquería. Una asociación que nació hace un par de años, pero ahora, por fin, ha hecho realidad su sueño mas querido: inaugurar un taller colaborativo, un ‘Maker Space’ en Almería.


La Jaquería, que es la promotora de este proyecto, es una asociación cultural cuya principal finalidad era la puesta en marcha de un espacio de trabajo”, explica Pedro Silva. “Claro, tiene sus socios, sus cuotas… Pero lo interesante es este espacio. Estamos arrancando y tenemos que poner todo en claro aún. Pero la idea es que sea un taller abierto, que pueda venir quien quiera, que se apunten mas socios...”.


Pedro es maker, artista, y es el secretario de la asociación, y Remedios Fernández es la presidenta. Ellos, y la mayoría de los miembros de La Jaquería, ya se conocían de otras actividades, y de HackLab Almería, el colectivo fundador de tantas sinergias en la provincia. Y todos coinciden en que necesitaban un espacio físico para trabajar, para crear.


Necesidad



“Tras años de trabajo, por fin hemos conseguido que en Almería haya un Maker Space”, dice Víctor Suárez, informático y tesorero de La Jaquería. “Un lugar donde la gente pueda venir a crear sus propios proyectos, sea de tecnología u otro tema, o a ayudar a otros a hacer los suyos”. “Es una tendencia global”, añade Silva. “Lugares donde la gente pueda poner en común los que sabe, de una manera horizontal, entre iguales, y aprender juntos, compartir herramientas, espacio... Hacía falta algo así en Almería, porque gente hay”.


Queda mucho por hacer. Preparar el local para acoger charlas, talleres, encuentros... “Serán acciones que aúnen lo artístico, sobre todo lo humanístico, con lo tecnológico”, apunta Maribel Úbeda. “Y, sobre todo, intergeneracionales, pues habrá niños, personas mayores, de todo...”.

 

Temas relacionados
Asociaciones Tercera edad Arte AlmeríaTech

para ti

en destaque