Alicia González Marco: baloncesto femenino, falta personal

El baloncesto femeninos está falto de apoyo y visibilidad a todos los niveles

ALICIA GONZÁLEZ MARCO, tirando a canasta en el pabellón Moisés Ruiz de Almería.
ALICIA GONZÁLEZ MARCO, tirando a canasta en el pabellón Moisés Ruiz de Almería. La Voz

Alicia González Marco (Almería, 86) Con su 1.87 metros de estatura es jugadora profesional de baloncesto en 2º de la liga femenina. Es  ala-pívot, una “cuatro” y capitana de su equipo, el  ISE CB Almería. Esta es su 4ª temporada en este Club, que decidió potenciar hace seis años el baloncesto femenino. 


Infancia y referentes

Los padres de Alicia, ambos, jugaban al baloncesto y eso en sí mismo es el gran referente. Sin embargo, este deporte más bien vino a ella, empezando a practicarlo relativamente tarde, con 12 años. “En mí época ya había referentes femeninos como Amaya Valdemoro, pero no estaban a mano, no salían en la tele, no veíamos partidos femeninos, por lo que no las disfrutábamos. Yo no he sido de ídolos ni soy devoradora de partidos, pero reconozco que hacen falta.  A mí me vieron jugar con 14 años en un campeonato de Andalucía y me seleccionaron para jugar en Barcelona donde estuve becada en la Blume, centro de alto rendimiento, hasta los 17 años. No acabé el bachiller, muy mala decisión por mi parte, porque me lancé a jugar profesionalmente por diferentes ciudades de España. Y hace cinco años el C.B. Almería  asciende y es cuando el Club contacta conmigo. Yo en ese momento llevaba un año y medio sin jugar, acabé en  un equipo de Ibiza muy agobiada e hice aquel parón, aunque seguía con el deporte, entonces triatlón. Pero pasé la prueba, parece que no se me había olvidado jugar.”


La liga 2019-20 

“El año pasado fuimos hasta la fase de ascenso, perdimos la semifinal, pero el nivel estuvo muy alto. Este año vamos a mitad de tabla, eso quiere decir que tenemos opciones a ascenso dependiendo de nuestro trabajo y de lo que hagan las demás. Este año hay que lucharlo mucho más. Esta temporada hemos cambiado tres veces de entrenador y eso hace mella.”


Sueldos femeninos 

“Nosotras somos el equivalente a la categoría Leb Oro en masculino, o sea,  los que están inmediatamente por debajo de liga ACB. Y ellos cobran, nuestros iguales, una media de cuatro veces más que nosotras. Eso significa que pueden vivir del deporte dignamente y trazar un futuro. Nosotras somos todas mil euristas y cobramos de agosto a abril. De este tema no es que se hable especialmente en el vestuario, pero el último jugador del banquillo de la liga masculina cobra más que la mejor de la liga femenina. Los árbitros también cobran más que nosotras. ¿Resignación ante  la desigualdad? Es posible, sí. Yo he tenido suerte y he podido trabajar en verano en  Decatlon, una empresa muy sensibilizada con el deporte, que me permitió ajustar mis horarios de entrenamiento a mi jornada laboral, pero no es lo habitual. Yo tengo un hijo de seis años y eso pesa en el sentido de no poder aceptar las ofertas que me han llegado incluso para primera división, porque ello significaría que mi hijo estaría solo en otra ciudad sin familia. Al final esto es un trabajo y es necesario regularlo. Yo todavía no tengo plan B cuando la vida deportiva se acabe. Unas oposiciones a policía estaría bien, pero todavía no lo tengo claro.”


Baloncesto femenino

“No estoy de acuerdo con que se promuevan los  equipos mixtos en sénior. La fuerza física es muy determinante para el estilo de juego. Nosotras tenemos un estilo más técnico y eso hace que se nos clasifique como que practicamos un juego de menos espectáculo.  Pero como jugadoras nuestro punto técnico es nuestro fuerte y eso también tiene la capacidad de enganchar al espectador. Necesitaríamos apoyo en los medios de comunicación, que emitan partidos femeninos y a nivel local difusión de nuestros partidos para que la ciudad  llene los pabellones y surjan  más patrocinadores. No conozco en España más que casos puntuales de clubes que apuesten de verdad por el baloncesto femenino en igualdad, incluido sueldo, como por ejemplo, ahora mismo el Valencia Basket. No es relevante para mí que sea entrenador o entrenadora, sino el carácter. Pilar Alcoba fue una entrenadora a la que recuerdo con mucho cariño.”


Niñas y deporte 

“Se necesitan referentes  para que las niñas vean que ellas pueden ser esas. Hoy están las redes sociales, pero al baloncesto en general se le dedica poco espacio. También haría falta conocimiento público de los recorridos del deporte femenino y apoyo económico a todos los niveles para que se creen equipos en todas las categorías. Nosotras vamos por los colegios animando a todos/as al deporte, pero no es suficiente.”  


Evolución del baloncesto

“Ahora está surgiendo con fuerza la modalidad del 3x3 que es completamente diferente y va a ser olímpica. La FEB ha hecho una liga profesional que puntúa para la FIBA. Este verano lo practiqué y me gustó,  es muy rápido, se juega en medio campo y es mucho más físico. La falta antideportiva me parece que es un tema a revisar dentro de lo que son las reglas del juego. Los árbitros también tienen su propia liga, hay categorías,  su papel es muy delicado.”


Peticiones 

Mayor esfuerzo  de visibilización, incluso desde dentro del Club ISE C.B Almería. Somos el equipo de categoría femenina más alta de la provincia y toda Almería tiene que saber cuándo jugamos.”


Una imagen de Alicia tirando a canasta en el pabellón Moisés Ruiz de Almería pone el broche de esperanza para conseguir una sociedad igualitaria, también en el deporte.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería