Identificados los diez radares que más multan en la provincia

Almanzora y Levante son las zonas con mayor número de radares instalados

Sólo diez radares, la mayor parte de ellos fijos, se han convertido en una pesadilla para miles de conductores almerienses que son denunciados por diferentes causas pero sobre todo, y con mucha diferencia, por sobrepasar los límites permitidos de velocidad.


No son los únicos ya que según recogen los últimos datos disponibles de la Dirección General de Tráfico en la red viaria de la provincia actúan diariamente un total de 40 dispositivos de control del tráfico. De ellos una decena son fijos y por tanto identificables consultando los mapas de ubicación, el resto son radares móviles que se instalan en los vehículos de la Guardia Civil de Tráfico y, en esos casos, son mucho más difíciles de detectar al estar en continuo movimiento, aunque cada uno de esos treinta radares tienen adjudicada normalmente una carretera o una autovía concreta.


Campeones de la multa

Un informe elaborado por la organización ‘Automovilistas Europeos Asociados’, creada para hacer oir la voz de los conductores en España y en Europa, los diez radares que mayor número de denuncias acumularon en el último año están liderados por el existente en la A-334 (la autovía del Almanzora), a la altura de Purchena, que suma más de 3.000 multas.



Le sigue en esa clasificación el punto kilométrico 404,4 de la Autovía del Mediterráneo en el término municipal de Adra, que acumuló por encima de las 1.500 multas. El tercer lugar lo ocupa la Nacional 340 en la zona de Tabernas con 752 sanciones a otros tantos conductores.


El resto (consultar listado y mapa junto a estas líneas), se reparten por la A-7 (Autovía del Mediterráneo), la A-334 (Redia del Almanzora), la N-340 (antigua), la A-347 de acceso a La Alpujarra (en la zona de Berja), la A-332 y la A-370 (Bajo Almanzora).


Casi 9.000 ‘cazados’

En total esos diez dispositivos han ‘cazado’ en el último año a casi 9.000 infractores, lo que les ha supuesto sanciones que van desde los 200 euros a miles de euros en función de la velocidad o de la gravedad de esas infracciones al código de la circulación vigente.


Dicho de otra forma, en la provincia, y sólo con los citados diez radares fijos, se han impuesto 25 denuncias diarias a lo largo del último año. Según Automovilistas Europeos Asociados, un número sensiblemente superior a las del año anterior, cuando muchos de esos dispositivos permanecieron ‘apagados’.


Zonas de peligro

Un análisis más detallado de la ubicación de los radares más activos muestran la elevada concentración de los mismos que se producen en determinadas vías y áreas de la provincia. Destaca la Redia del Almanzora, donde están ubicados tres de los diez radares más activos en sanciones en zonas próximas a Purchena o Arboleas; en este caso se trata de una carretera con abundante tráfico de camiones.


Por número de dispositivos de control destaca también el área del levante almeriense, donde se ubican otros cuatro de los que la AEA califica como “más multones”. En este caso una zona de intenso tráfico vinculado con el turismo que abarca municipios como los de Vera, Garrucha, Mojácar o Cuevas del Almanzora.


Los tres restantes se encuentran en la A-7 en Adra, en la carretera de Dalías-Berja y en la antigua N-340 en la zona de Tabernas. Pero ¡ojo! porque hay otros treinta móviles que circulan por la red viaria

 

Temas relacionados
Tráfico Viajes Cuevas del Almanzora Purchena Autovías Dalías DGT Berja Arboleas A-92 Andalucía Adra Tabernas Carretera Vera-Garrucha

para ti

en destaque