El acto del Pendón se carga de presencia y mensaje político

El obispo compara la vida de Jesús y San Esteban con quienes “combaten la ideología de género”

Una pequeña parte de Almería ha celebrado este jueves el 530 aniversario de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, esa ‘fiesta fracasada’ de la que hablaba en la contraportada de este diario Eduardo del Pino. De nuevo poca participación popular, aunque algo más que los últimos años, quizás por el excelente día, y pocos soldados, aunque Vox ya ha reclamado que vuelva la Compañía de la Legión, en lugar del pelotón que custodió el estandarte desde las ocho de la mañana, cuando volvió a ondear desde el balcón central de la restaurada fachada de la Casa Consistorial por segundo año consecutivo.


Pero si no se registró una gran participación popular, no puede decirse lo mismo de la política. Y es que las llegadas de Vox al Ayuntamiento y del PP al gobierno de la Junta han reactivado la presencia de cargos políticos. La consejera de Agricultura, la almeriense Carmen Crespo (PP), no quiso perderse el evento en su primer año al frente del gabinete; y junto a ella no podía faltar la delegada provincial del ramo, Aránzazu Martín Moya. También acudió al acto la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Maribel Sánchez (PP), y el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Caicedo (PP).


Además de los representantes del Gobierno andaluz, los dos ediles de Vox en la Corporación, Joaquín Pérez de la Blanca y Juan Francisco Rojas, estuvieron acompañados por el diputado en el Congreso Carlos Fernández. Todos ellos quisieron también asumir su cuota de protagonismo reclamando, además de los refuerzos de la Legión, que esta celebración sea declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


A la celebración de la derecha no le faltó tampoco la presencia de  la Falange en la Plaza Vieja, mientras que los miembros del grupo municipal socialista, aunque asistieron como cada año, también volvieron a hacerse discretamente a un lado a la hora de entrar en la Catedral, por aquello de que esta no es una celebración religiosa. Y Podemos, como se esperaba, no asistió.




En este marco, tampoco sorprendieron las palabras del Obispo, Adolfo González Montes, quien durante su sermón hizo un paralelismo entre la vida de Jesús y la de San Esteban, patrón de Almería, cuya festividad se celebra también este 26 de diciembre, apuntando que ambos hicieron frente al pecado contra la verdad que puede ser enojosa para el poder. En este punto, hizo un paralelismo respecto a la sociedad actual y a las dificultades con que se encuentran hoy quienes tratan de contradecir “la ideología de género que a toda costa se quiere imponer”.


Al final, el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco (PP), resaltó que esta celebración  “no va contra nadie y sí a favor de todo el mundo”. “Me alegro de que hayan sido muchos los almerienses y visitantes los que hayan acompañado la celebración de esta jornada, y los actos religiosos que acoge la Catedral y la Plaza Vieja”, añadió.

 

Temas relacionados
Día del Pendón UNESCO Plaza Vieja Patrimonio Catedral de Almería Política Juan Francisco Rojas Vox Legión Ramón Fernández-Pacheco

para ti

en destaque