Licencia para la segunda fase de la rehabilitación del Hospital Provincial

De momento no hay empresa adjudicataria de las obras pero está previsto que se decida este mes

Patio del que se cambiarán los arcos y fachada exterior.
Patio del que se cambiarán los arcos y fachada exterior. La Voz

El Ayuntamiento de Almería ha dado la licencia de obras a la Diputación para que puedan continuar con los trabajos de rehabilitación del Hospital Provincial. Unos trabajos que constan de dos fases inmediatas, una primera de demolición y la siguiente de rehabilitación interior para la puesta en marcha del futuro Museo del Realismo.


Hay que tener en cuenta que, a pesar de que la administración supramunicipal ya cuenta con los permisos para empezar a trabajar, lo cierto es que aún no hay empresa para que esto sea realidad. De momento en la mesa de contratación ya se han abierto las ofertas para estos trabajos, que superan los cinco millones de euros, y la previsión es que se adjudiquen antes de que acabe el año para que en 2020 ya haya obra.


Exactamente el edificio que va a demolerse como primer paso de estos trabajos es el que se construyó en el año 1944  para dar los servicios de hospital infanto-juvenil. Está ubicado justo en la fachada junto al Parque Nicolás Salmerón y en su día se levantó sobre un espacio abierto de jardines y huerta que daba la bienvenida a todos los usuarios ya que era la entrada original del edificio principal.


Auditorio

Esta demolición permitirá recuperar la entrada por el lugar original, además de estar previsto que bajo ese espacio abierto que comunicará el Parque Nicolás Salmerón con el edificio, y en una tercera fase, se pueda construir y poner en marcha un auditorio con capacidad para acoger a unas 300 personas en su interior.


Explica el presidente de la Diputación Provincial, Javier Aureliano García, en una entrevista a este periódico que esta actuación permitirá “esponjar más la parcela y darle vistosidad”.


Los siguientes pasos de la rehabilitación también cuentan con el visto bueno para iniciar las obras con esta decisión de la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo. Dos son las fases pendientes aunque Javier Aureliano García destacaba la segunda ya que “ahí es donde el Museo del Realismo va a empezar a ver la luz”. 


Hay que tener en cuenta que la intención con la que cuenta el equipo de Gobierno provincial es que “este Museo del Realismo sea una realidad entre finales de 2020 y primeros de 2021”.


Cabe recordar que la intervención prevista a partir de ahora pasa por actuar sobre la fachada completa de la calle Hospital, los 86 metros que corresponden a los tres edificios que se encuentran adosados: Hospital Real del siglo XVI, la Capilla del XIX y el Hospicio también del XIX. De esta forma volverá a su imagen original. Hay que tener en cuenta que se ha modificado en 1778, 1929 y 1980.  


En esta fase se rehabilitarán las salas interiores, en las que se dejaran visibles las catas arqueológicas para que sirva como testigo de los procesos constructivos, y la capilla. Esta gran sala, ya desacralizada por el Obispado,será un espacio de exposiciones o actos pero primero hay que mejorar su acústica. 


Este edificio fue levantado gracias al mecenazgo de Francisco Javier León Bendicho y su esposa, Dolores Puche, en 1876 y en él aún queda algún santo, un sagrario y los bancos, todos de propiedad de la Diputación y que, inicialmente, se donarán a alguna parroquia de la provincia.


Patio

También desaparecerán los arcos de ladrillo construidos para conectar las 20 columnas de piedra que dan forma al patio central. A lo que hay que sumar el cambio de la solería y la puesta en valor de los revestimientos.


Pero quizá la gran actuación de esta segunda fase es la recuperación en su totalidad del artesonado mudéjar de 37 metros, el más grande conservado en España. En la parte conocida se eliminarán los barnices poco respetuosos con la madera original y  restaurar todo el techo que había estado oculto.


García: “Habrá 1 millón cada año para fondos”

Mientras llegan las obras al Hospital Provincial de nuevo, la institución supramunicipal sigue preparando la llegada del Museo del Realismo para el que ya tienen los cuatro bustos que donó Antonio López. Explica el presidente, Javier Aureliano García, que a pesar de que “está bien la llegada al museo de las exposiciones itinerantes” desde el equipo de Gobierno quieren “tener bienes para patrimonializar la Diputación Provincial de Almería y el propio museo. No nos va a bastar sólo con lo que nos vayan trayendo, sino que también ponemos dinero para ir comprando cada año. La intención es presupuestar en torno a un millón, un 1.100.000 euros en bienes cada año, y con eso  sepuede llegar a tener unos fondos propios de lo más interesante a nivel mundial”.  Hay que tener en cuenta que este museo podrá convertirse en realidad una vez que se culminen los trabajos de la segunda fase.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería