Namemotion, una puerta en Mojácar al mundo de los dominios de internet

El portal creado por Antonio Villamarín ayuda a comprar y vender dominios de forma sencilla

Antonio Villamarín, en Almería
Antonio Villamarín, en Almería Remedios Fernández

Antonio ya había vendido algunos dominios, de forma casi colateral en su trabajo anterior. Pero lo que descubrió fue “un enorme mercado que está como oculto a la gran mayoría de la gente, pues no se fijan en él”, dice. “Empresas enormes, que ganan miles de millones...”.


Y en ese ámbito ha fundado Namemotion, “un portal en el que hemos simplificado de tal manera la compra de un domino, que el cliente final no tiene ninguna sensación de roce con las cosas que se suele encontrar cuando lo hace. Nos encargamos de todo, sin cosas raras como subastas, ofertas, contraofertas… Los precios son fijos, al valor de tasación del mercado...”. Y todo, agrega sonriendo, desde Mojácar.


Antonio Villamarín Bajo es de Madrid. Hizo Matemáticas en la UAM, y en 1999 montó una empresa, que vendió en 2008. Entonces se vino a este pueblo de Levante con su familia, cansado de la vida en la gran ciudad. Con tiempo libre, y unos dominios que había comprado antes, empezó a hacer un sistema “para poner en contacto a gente que vendiera sus dominios, con compradores”.


Automatizar

El proyecto fue creciendo “y terminó convirtiéndose en una empresa”, recuerda. “Lo que intentaba hacer era automatizar todo el proceso. Al principio era como un sueño muy ideal de Inteligencia Artificial (IA), pues no estaban las herramientas suficientes, y algunas cosas tenían que ser manuales. Pero era capaz de comprar una cantidad de dominios bastante grande todos los meses, y vender esa misma cantidad, o un buen porcentaje”.


Entonces apareció Tensorflow, una formidable herramienta de código abierto de Google, “que me permitió profesionalizar el sistema de Inteligencia Artificial con cálculos más precisos, para predecir con exactitud el precio al que un dominio se podía vender y, por tanto, al que podía comprar con beneficio”, explica. “Además, empezaron a aparecer formas de poder obtener gran cantidad de datos automáticamente, necesarios para la IA, y comencé a tomármelo mas en serio...”.


En 2017 fundó Namemotion, y buscó inversores. “Es un marketplace”, añade. “Si tienes dominios para vender, te das de alta como vendedor, el sistema los tasa. El cliente final llega, busca lo que necesita y, si está, lo compra, sin misterios”. Hoy ya tiene ocho personas trabajando, todos en remoto, y operan en castellano e inglés. Por estos días estrenan nuevo diseño, y piensan expandirse con nuevos idiomas: “todos los del país, italiano, portugués...”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería