El sector de frutas y hortalizas pide en Madrid medidas por la crisis de precios

“Nos estamos concentrando para pedir precios justos, no pedimos nada malo”, dice Andrés Góngora

Agricultores de frutas y hortalizas, convocados por las organizaciones agrarias almerienses (UPA, COAG y Asaja) y Coexphal, se han movilizado este jueves en Madrid para exigir medidas contra la crisis actual de precios.


En concreto, con pitadas, coreando consignas en defensa del sector y con pancartas en las que se podía leer 'Los costes de producción nos ahogan. Sin rentabilidad no hay futuro para frutas y hortalizas', los agricultores se han concentrado frente a la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para exigir medidas "valientes" que defiendan a las explotaciones agrarias almerienses.


Se trata, según han explicado, de un acto de protesta contra la crisis que está sufriendo el sector de las frutas y hortalizas y con el que reclaman al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, medidas concretas para hacer frente a la situación.



"Nos estamos concentrando para pedir precios justos, no estamos pidiendo nada malo, no podemos a venir ayudas, pedimos que se nos paguen por nuestras frutas y hortalizas un precio justo para poder cubrir nuestros costes de producción y vivir dignamente", ha afirmado Andrés Góngora Belmonte, miembro de la comisión ejecutiva nacional de COAG y Representante de Frutas y Hortalizas.


Góngora ha explicado que, a raíz de esta movilización, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha comprometido a celebrar una reunión el próximo lunes. "Acudiremos a esa reunión con voluntad de solucionar los problemas, pero el ministro tiene que entender que para que la renta llegue a los productores hay que coger a las cadenas de supermercados, que tienen márgenes comerciales totalmente abusivos", ha señalado.



"Hay dinero a lo largo de la cadena para que a los agricultores nos lleguen unos precios justos y a los consumidores no se les meta las manos en los bolsillos de manera descarada", ha añadido Góngora, quien ha denunciado además el impacto en el sector de las importaciones de terceros países.


"España es un coladero de frutas y hortalizas de terceros países. Queremos que de una vez por todas se controlen estas importaciones en España y en la Unión Europea", ha añadido.


El sector de frutas y hortalizas ha denunciado que la subida de los costes de producción viene a dar la puntilla a un sector afectado por su propia crisis estructural y por los efectos de la falta de control de los acuerdos comerciales con países extracomunitarios que "están poniendo en jaque la supervivencia de este modelo productivo".


Entre las reivindicaciones que el sector ha llevado este miércoles a Madrid se encuentran una tarifa especial para la energía eléctrica empleada en la producción en finca, en las comunidades de regantes y en las centrales de manipulado, un IVA agrícola reducido del 10% para todos los insumos necesarios para la producción y la revisión al alza del IVA compensatorio para los agricultores en estimación objetiva hasta el 14%.


A ellas se suman medidas fiscales que recojan la deducción de la factura de fertilizantes y plásticos no amortizables, reconocimiento y concienciación de la importancia del sector y revisión de los precios de entrada fijados con terceros países en los acuerdos preferenciales.


Apoyo de la Junta

La delegada territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca, Aránzazu Martín, ha participado en la manifestación. En este acto frente al Ministerio de Agricultura, Martín ha asegurado que “desde el Gobierno andaluz queremos mostrar el malestar de un sector que está sufriendo una de las mayores crisis registradas en décadas ante el incremento de los costes de producción”.


Martín ha recordado que “la Junta de Andalucía solicitará al Ministerio de Agricultura mecanismos urgentes para mitigar este aumento de los costes a los que están haciendo frente los productores del campo”. En este sentido, la delegada territorial ha asegurado que “el Gobierno andaluz no se va a echar atrás, y va a apoyar, conjuntamente con las demás administraciones, las medidas que se planteen para abordar las circunstancias que actualmente afectan al sector agrario”.


En sus declaraciones, la delegada ha afirmado que para Andalucía “la PAC es una cuestión prioritaria porque el 12% del PIB de la región corresponde con la actividad del campo, un sector que genera empleo y que a lo largo de los años ha dado posibilidades a las zonas rurales andaluzas para mantener su población”. Así, Aránzazu Martín ha manifestado que “el Gobierno andaluz y las organizaciones agrarias representativas del sector, se unieron en contra del cambio que se proponía desde el Ejecutivo central y mostraron su rechazo a la eliminación de los derechos, a la imposición de una convergencia acelerada, a la posibilidad de que dejaran de percibir la PAC los agricultores ‘pluriactivos’ y a la reducción de las regiones productivas por debajo de 10”.


En cuanto a las ecoesquemas, la delegada ha vuelto a insistir en que los ocho tipos de suelo que propone el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para toda España serían insuficientes para representar “la diversidad de la agricultura de Andalucía”. De esta forma, ha comentado que el próximo día 29 de noviembre comienza el período de información pública el Plan Estratégico Nacional de la nueva Política Agrícola Común (PAC) y ha subrayado que el Gobierno andaluz “no va a cejar en el intento de conseguir un mayor número de ecoesquemas”.


 

Temas relacionados
Agricultores Hortalizas y verduras Gobierno de España Junta de Andalucía

para ti

en destaque