Un obispo, Lawrence de Arabia y 33 jóvenes en una iniciativa sin precedentes

Gómez Cantero charla con un grupo de jóvenes en un paseo en el desierto bajo la luz de la luna

En la tarde-noche del pasado sábado, Tabernas se convertía en el telón de fondo de una escena insólita: un obispo predicando, literalmente, en el desierto.


En una iniciativa surgida de forma espontánea y viralizada a través de redes sociales, Gómez Cantero fue al desierto de Tabernas acompañado por 33 jóvenes para hacer una hora de senderismo, compartir un rato con bocadillos bajo la luz de la luna y, entre tanto, charlar y reflexionar en grupo.


Tal y como narra en primera persona el propio prelado en una carta publicada en la web de la Diócesis de Almería, "caminamos hasta el oasis donde se rodaron algunas secuencias de la película Lawrence de Arabia. Nos cubrió la noche y nos pusimos a cenar los bocatas y a conocernos, al menos un poco".



En la cronología de esa especial ruta por el desierto, Gómez Cantero continúa narrando que "les hablé, durante breves minutos, de la riqueza de significación que tiene el desierto en la Biblia. Y de tres personas que tuvieron una gran experiencia y cambio de vida en medio del desierto: la vocación de Moisés; la conversión del profeta Elías; y el discernimiento de nuestro Señor Jesucristo. Precisamente las tres personas que aparecen en la teofanía del Tabor".


Tras ese momento, regreso hacia un descampado bajo la luz de la luna llena. "Durante una hora fueron brotando las distintas cuestiones o preocupaciones", recuerda el obispo. "A las preguntas de unos respondíamos otros. Eran todos muy distintos, y los grados de juventud diferentes, pero había un clima de escucha. Sin una verdadera actitud de acogida no existiría la escucha", explica Gómez Cantero.



En la actividad participaron jóvenes de distintas hermandades y cofradías almerienses, de asociaciones como Hakuna o de parroquias e incluso "otros que ni siquiera tenían fe, pero que la convocatoria de un obispo al desierto la veían con cierta curiosidad e innovación", explica Gómez Cantero.


Desde su llegada a Almería, el obispo Antonio Gómez Cantero insiste en dos cuestiones sobre la juventud: la importancia de que la Iglesia acoja a los jóvenes y, sobre todo, que la juventud no es el futuro, sino el presente. Y así fue como un obispo terminó en el desierto con 33 jóvenes.

 

Temas relacionados
Antonio Gómez Cantero Desierto de Tabernas Obispado de Almería

para ti

en destaque