El milagro de tres ‘Valientes’ de la Escuela de Arte Dramático de Almería

Bernardo Aguilera, Sonia Moreno y Verónica Salvador presentan hoy una muestra de su trabajo

Los tres alumnos implicados en el proyecto de ‘Valientes’.
Los tres alumnos implicados en el proyecto de ‘Valientes’. La Voz
Ricardo Arqueros 08:00 • 04 feb. 2020

Cada vez que el público asiste a una representación teatral se produce un milagro que a menudo, por cotidiano, pasamos por alto. Los espectadores son los últimos integrantes de un equipo de desconocidos que se unen durante un lapso de tiempo por una causa común. Entretenerse, descubrir, admirarse, comprender de todo y de nada pero siempre en relación con nosotros, con el hecho de ser humanos y sentir pasiones y desatar emociones. Una alquimia tan antigua como la cuna de la civilización mediterránea, tan cotidiana como un horario de visita y sin embargo, capaz de cambiar nuestra forma de ver el mundo.


Dedicarse a esta profesión conlleva muchos sacrificios. Para aquellas personas que se atreven suceden cosas terribles, maravillosas, alegres o difíciles, pero siempre alumbradas por un fuego especial: el del deseo de actuar para los demás. Los intérpretes de cualquier lugar sienten un fuego interior que les conduce a ensayar, aprender, actuar y repetir. La repetición es la clave del artificio y es lo que mantiene vivo al actor. Y ese fuego, esa vida, solo existen verdaderamente cuando se comparte con un grupo de personas. Cuanto más desconocidas mejor.


Este martes 4 de febrero a las 20.30 horas, tres alumnos de último curso de la Escuela de Arte Dramático y Cine de Almería muestran tres trabajos que son uno. Se llama Valientes. Nuevas direcciones y ha nacido en una asignatura con la que deben usar sus herramientas para presentar un trabajo al mundo. Al mundo real, al público de la calle, a gente que no les conoce. Por supuesto contarán con el apoyo de sus profesores y familiares, que estaremos disfrutando con su actuación, de la productora de la Escuela, Kuver Producciones, que apostó por un proyecto tan necesario como es la formación profesional y que un día como hoy florece en forma de espectáculo. Pero también habrá personas desconocidas, gente que ha decidido apoyar este proyecto con su presencia. Ellas son las realmente importantes. A ellas hay que entretener y emocionar.


Reto creativo
Esta asignatura les proponía un reto creativo que les será de gran utilidad cuando terminen sus estudios. De hecho, les servirá para todo lo que hagan a partir de este momento. No debemos olvidar que si estudiamos y aprendemos no es por aprobar una asignatura, lo hacemos para actuar cada vez mejor, para ofrecer un trabajo cada vez mejor. El bautismo de esta noche es la razón por la que han empezado este camino. Y el público asistente será camino.




La asignatura además impone una determinada línea a seguir; la obra debe ser completamente original, una creación personal acerca de un tema que les importe; la obra debe ser representada por una sola persona, puede haber apoyo de maquinaria y por supuesto técnicos de iluminación y sonido, pero el peso de la interpretación recae únicamente en ellos; deben salir de su zona de confort, elegir una clave y una forma de comunicar que no les resulte fácil. No apoyarse en lo que mejor saben hacer, sino reforzar aquello que más trabajo les cueste: para crecer, para aprender, para ofrecer al público algo verdaderamente especial. Por eso estas tres historias son tan especiales. Se han contado cientos de veces, como todas las historias desde la antigua Grecia hasta hoy mismo, pero es la primera vez que se van a contar así.


La iluminación y el sonido corre a cargo de nuestro profesor de escenotecnia y esgrima, que se encarga de que este trabajo cumpla con los requisitos de calidad y profesionalidad necesarios para una puesta en escena profesional. Así como las tres obras han sido guiadas por el tutor de la asignatura. Y los profesores de la Escuela hemos estado atentos en todo momento. La libertad sexual, el miedo al fracaso profesional y la fobia social son los tres temas iniciales, pero a partir de ellos surgen el drama, la comedia o la danza. Y haber contado con el asesoramiento de sus profesores y profesoras es una gran suerte.


El momento de la verdad
Pero ha llegado el momento de la verdad (que en realidad es un juego teatral más cierto y vital que la verdadera vida). El intérprete está preparado. El trabajo está preparado. El teatro engalanado y de excepción, ya que este espectáculo se disfrutará desde el propio escenario del Cervantes. Así, el público estará a su lado, junto a la actriz, frente al actor, sin distancia que proteja, sin artificio que despiste. Ya solo aguardamos ese pequeño y extraordinario milagro. La llegada de un público dispuesto a ver un teatro atípico, hecho con amor y dedicación, entretenido, profundo y, sobre todo, valiente.


Temas relacionados

para ti

en destaque