¿Son la obesidad y la vida sedentaria causas del Alzheimer?

Es el tipo de demencia más diagnosticada en el mundo

Hombre con Alzheimer
Hombre con Alzheimer Pixabay
Lucía González 13:08 • 18 may. 2022 / actualizado a las 13:17 • 18 may. 2022

El Alzheimer es una enfermedad que afecta a una gran parte de la sociedad y puede dañar la memoria, el movimiento y la personalidad, según Mayo Clinic. Es el tipo de demencia más diagnosticada en el mundo y ciertos factores de estilo de vida pueden determinar su desarrollo considerablemente. 


Deborah Barnes, profesora de psiquiatría en la Universidad de California y autora del estudio de la revista JAMA Neurology, indica que la mayoría de los factores de riesgo del Alzheimer son modificables


La obesidad, la falta de ejercicio y el bajo nivel educativo pueden aumentar el riesgo de sufrir esta enfermedad. Hasta ahora, las investigaciones señalaban como agravantes el tabaquismo y la depresión. No obstante, el estudio de JAMA Neurology avanza en la investigación del tema y señala que los factores que desarrollan la enfermedad varían según el género, la raza y el origen étnico. 



El estudio de esta revista médica se basó en el análisis de 378.000 estadounidenses que formaron parte de una encuesta anual de salud. A través del mismo, se demostró que los factores de riesgo del alzhéimer varían dependiendo de la raza, el género y el origen étnico. Los resultados de JAMA Neurology demostraron que la obesidad es el principal desencadenante para los adultos blancos, de raza negra y los nativos americanos; la falta de ejercicio para los estadounidenses de origen asiático; y el bajo nivel educativo para los hispanoamericanos.


El nivel educativo es un factor que no se relacionaba con la enfermedad del Alzheimer hasta que la revista JAMA Neurology expuso que las personas con mayor nivel educativo pueden evitar el Alzheimer, puesto que asimilan mejor los cambios cerebrales patológicos producidos por la enfermedad y, por tanto, son capaces de conservar mejor la memoria. 



La obesidad, la vida sedentaria y el bajo nivel educativo se pueden modificar con nuestros hábitos, y pueden provocar un giro irreversible en la enfermedad.




Temas relacionados

para ti

en destaque