La subida del salario mínimo, imperceptible para miles de almerienses

Más de 3.000 trabajadoras de la limpieza no la percibirán

Imagen de archivo de un trabajador del colectivo de la limpieza de edificios y locales.
Imagen de archivo de un trabajador del colectivo de la limpieza de edificios y locales.
Francisco G. Luque
00:05 • 01 may. 2023

A principios de año, el Consejo de Ministros elevó hasta los 1.080 euros mensuales el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este 2023, confirmándose que en los últimos 5 años se ha incrementado un 47%. Desde los sindicatos valoran positivamente esta subida, pero también están comprobando que hay algunos colectivos no percibirán dicho aumento. 


"El tema está encima de la mesa con más razón que nunca de cara a este Día de los Trabajadores. La última subida fue a principios de este año y todavía discutimos con muchas empresas si se aplica o cómo se aplica, haciendo reclamaciones, buscando fórmulas para que se aplique tal y como dice la ley", informó Francisco Rueda, responsable del Sector de Empresa Privada de CSIF Almería, que detallaba hace unos días en el programa 'Hoy por Hoy' de Cadena SER Almería, al periodista Alfredo Casas, que la problemática está "en los conceptos en los que se tiene que aplicar esta subida o no".


Rueda explicó que el salario mínimo se ha fijado en 1.080 euros mensuales por 14 pagas, "teniendo en cuenta todas las retribuciones salariales". Recordó que "en nuestras nóminas, la mayoría de los trabajadores, tenemos retribuciones que son salariales, por ir a trabajar, y otras que son para compensar gastos que tenemos para ir a trabajar, por ejemplo el plus de transporte o el plus de vestuario. Eso el propio Estatuto de los Trabajadores lo especifica como retribuciones no salariales, son indemnizatorias". 



Eliminación del plus de transporte en el nuevo convenio

El mayor conflicto es que "hay empresas que entienden que eso también lo tienen que computar. Como cotizan a la Seguridad Social, también lo tienen en cuenta, y entonces tenemos que estar discutiendo con ellas, incluso tenemos pleitos en los tribunales, diciéndoles que no se puede incluir ahí el plus de transporte o el plus de vestuario". Esta situación afecta a colectivos como por ejemplo el de las trabajadoras de la limpieza de edificios, que son más de 3.000 en la provincia almeriense, que no percibirán la subida del Salario Mínimo Interprofesional, "como consecuencia de la mala praxis de la parte social que ha negociado el Convenio Provincial de Limpieza de Edificios y Locales de Almería".



CSIF apunta que este colectivo profesional dejará de percibir entre 620 y 1120 euros anuales de media, a causa de la eliminación del plus de transporte del pacto laboral y la creación del plus de convenio. "La trascendencia de este cambio radica en que, mientras el plus de transporte no se incluye en la suma de conceptos para el cálculo de las retribuciones totales brutas, por ser un plus no salarial, según se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, el plus de convenio sí forma parte de todas esas retribuciones, por lo que se debe sumar al total de retribuciones percibidas", informa Rueda.


Matiza que “es terrible que miles de trabajadoras de un sector tan precarizado como el de la limpieza sufran esta pérdida de poder adquisitivo y más aún cuando esta merma salarial se ha producido con la firma de un agente social que, pese a ser mayoritario, ha mirado para otro lado, se ha desmarcado de la unidad sindical y ha dejado los derechos retributivos del colectivo a los pies de los caballos". 



Cabe recordar que con anterioridad a la puesta en marcha del nuevo convenio, era obligatorio complementar las retribuciones hasta alcanzar las cantidades establecidas por el salario mínimo. Sin embargo, ahora la cifra se alcanza sumando este plus salarial o de convenio, lo que "supone un ahorro para las empresas de unos 620 euros, para aquellas empresas que cumplían la ley y complementaban las retribuciones y de 1.120 euros para las que se saltaban la legalidad y no las complementaban".


Cumplimiento de unos mínimos

En esta situación podrían encontrarse cerca de 40.000 trabajadoras y trabajadores almerienses de diferentes colectivos. La central sindical tiene claro que "ahora hay que pelear en que los convenios que se están negociando cumplan con esos mínimos, que quede claro qué son las retribuciones salariales y las no salariales para que al final el trabajador se lleve al bolsillo lo que se tiene que llevar", asegura el responsable del Sector de Empresa Privada.


Incide Rueda en que hay que agradecer que el Salario Mínimo Interprofesional está subiendo, pero que "hay que pelear donde no se esté aplicando". Recuerda que "hay colectivos como el del manipulado o el del servicio de limpieza de locales y edificios que están viviendo con el salario mínimo, que hace 3 o 4 años estaba en 700 euros y ahora en 1.080 euros. ¿Es suficiente? Creo que no. Debería seguir subiendo aunque la patronal diga que no. Yo entiendo que sí, porque incrementa la productividad del trabajador. Con 1.080 euros brutos, que se quedan en poco más de 800 euros, es difícil vivir".


Por último, tiene claro que muchas empresas se arriesgan a no cumplirlo, aunque saben que tendrán que hacerlo tarde o temprano, "porque  mientras tanto no están pagando", dijo en Cadena SER, donde también reconoció que "el sistema productivo y empresarial en España está obsoleto", en comparación con otros países de Europa.


Temas relacionados

para ti

en destaque