El Entierro luce elegante en la tarde del Viernes Santo

La Hermandad volvió a las calles de Almería con un cortejo sobrio y elegante como de costumbre

La tarde parecía ser mucho más segura que la de los últimos días de esta Semana Santa. No había riesgo de lluvia y no teníamos que estar recargando las redes sociales esperando un aplazamiento o lo que es peor, una suspensión. 


De esta forma, la plaza de San Pedro se engalanaba para recibir al Santo Sepulcro. La Hermandad salía a la hora prevista, con el elegante cortejo que luce, dirección al Paseo de Almería para estrenar la Carrera Oficial en este Viernes Santo con bastantes cambios con respecto al último realizado en el ya lejano 2019. Lo haría a las 20:00h hora a la que estarían comenzando su estación de penitencia las otras dos hermandades que procesionaban en esta jornada, la Hermandad de la Caridad, desde Santa Teresa y la Hermandad de la Soledad, desde Santiago. 


El público almeriense ya comenzaba a abarrotar esta zona del centro incluida la Catedral donde la Hermandad del Santo Sepulcro entraría a su interior a hacer su estación de penitencia. Tras ello, se produjo un pequeño cruce ya que cuando la Hermandad se iba a poner de nuevo en la calle, la Hermandad de la Caridad estaba ya atravesando esta última parte de la nueva carrera oficial y el Entierro tuvo que esperar a que pasara dirección calle Cubo. Tras ello, ahora sí y 45 minutos después de lo previsto, la Hermandad ponía de nuevo rumbo a su Parroquia de San Pedro a la cual llegarían, a pesar del retraso producido en la Catedral, a más o menos a la hora prevista, las 23:30h.



Allí, de nuevo, el público almeriense abarrotaría una Plaza de San Pedro y una Plaza Urrutia, que esperaban ver el punto y final de esta estación de penitencia. Poco a poco comenzaba a llegar el cortejo hasta que el largo trono se adentró en la Calle Ricardos. Los portadores y los capataces lo colocaron para realizar la entrada, frente a esa Plaza Urrutia, que debido a las dimensiones del paso, estaba delimitada con vallas, a fin de facilitar el trabajo para la Hermandad. De esta forma, los costaleros, visiblemente cansados, comenzaban a introducirlo en la Parroquia comenzando el fin de este sueño para los hermanos del entierro. 


Tras él, también se recogió el cortejo oficial con el alcalde a la cabeza y tras ellos todas las representaciones de las hermandades agrupadas, con el presidente de la Agrupación junto con su junta de gobierno a la cabeza. Era ahora el turno de la Virgen de los Dolores que, serena, hacia lo mismo que minutos antes había hecho el paso del Señor. Con los característicos sones clásicos, la Virgen también entraba en su Parroquia y las puertas de San Pedro se cerraban tras Ella, poniendo ahora si fin a este sueño. 





 

Temas relacionados
Semana Santa Viernes Santo Agrupación de Hermandades y Cofradías

para ti

en destaque