Siete multas de más de 600 euros por subirse a la roca de Los Escullos

Durante este 2022, la Junta sanciona estas siete “infracciones graves”

Subirse a la roca de Los Escullos tiene sanción.
Subirse a la roca de Los Escullos tiene sanción. Archivo La Voz
Mª Ángeles Arellano 13:08 • 23 sept. 2022

La Junta de Andalucía mantiene su vigilancia sobre el patrimonio natural de la provincia. Muestra de ello es la campaña informativa que desde hace varios veranos se realiza en uno de los puntos más visitados y atractivos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar: la playa de Los Escullos. 


En ella, se encuentra uno de los rincones más fotografiados de este espacio natural. La conocida duna fósil de esta playa sufre cada año la imprudencia de aquellos visitantes que deciden subirse a ella para llevarse un recuerdo, sin ser conscientes (o obviando las indicaciones presentes en la zona) del daño que pueden ocasionar.


Es por ello, que la Administración autonómica vigila estas actitudes y sanciona a aquellos que incumplen la normativa. 



En este 2022 se han tramitado 7 denuncias por infracciones cometidas en la duna oolítica de Los Escullos. Todas ellas se calificaron, según fuentes de la Junta, como infracción grave y se impuso una sanción mínima de 601,02 euros.


En el año 2021 se tramitaron 12 denuncias por subirse a esta famoso formación rocosa  y una por subirse a la roca fósil de Mónsul. Estas se calificaron como infracción grave y, al igual que este año, se impuso una sanción mínima de 601,02 euros.



Paneles informativos
Un cartel instalado en esta concurrida playa advierte de la prohibición de subirse sobre la roca de Los Escullos. En los últimos tres años, y debido a la gran afluencia de visitantes, la Junta de Andalucía ha colocado un panel informativo junto a la duna fósil de esta concurrida playa del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. En él se advierte de la fragilidad de este georrecurso y de la peligrosidad de subirse a ella, así como de la sanción aplicable.


Desde el Gobierno regional se explica que la famosa formación es una duna fósil (eolianita, de aproximadamente 125.000 años de edad), no consolidada. "El pisoteo y el trasiego la van erosionando, eliminando el modelado en Taffoni que la caracteriza y dejando un aspecto liso, tal y como ya está en la actualidad en algunas zonas", afirma la Junta.



Pero este no es el único motivo. "Además, la fragilidad de la formación hace que sea peligroso el subir a los salientes, ya que hay riesgo de caída y rotura, con el desprendimiento correspondiente", señala la Junta, quien llega a advertir del peligro de muerte en el cartel instalado junto a la duna.


La Administración autonómica advierte de que este tipo de acciones puede ocasionar importantes daños y que la pérdida del valor geológico del afloramiento es irreparable.



Temas relacionados

para ti

en destaque