Lucainena de las Torres

Lucainena de las Torres, en pie de guerra contra el megaproyecto fotovoltaico

Vecinos de uno de los pueblos más bonitos de España se manifiestan ante la empresa X-Elio

Vecinos de Lucainena de las Torres frente a la sede de X-Elio en Murcia.
Vecinos de Lucainena de las Torres frente a la sede de X-Elio en Murcia.
Francisco G. Luque
12:22 • 24 may. 2022 / actualizado a las 14:17 • 24 may. 2022

Desde el año 2013, Lucainena de las Torres forma parte de la privilegiada red de los Pueblos Más Bonitos de España. Esta localidad de poco más de medio millar de habitantes, ubicada en la comarca de Los Filabres-Tabernas, se ha convertido en un referente turístico de interior gracias a sus preciosas calles, con fachadas blancas adornadas con maceteros de coloridas flores, a su patrimonio industrial y a su vía verde. No es de extrañar que The Times lo seleccionara hace una semana como uno de los veinte municipios españoles más destacados. Un lugar precioso, custodiado por un paisaje que corre el peligro de desvirtuarse por un megaproyecto fotovoltaico.   


Una empresa multinacional ha puesto su foco de atención en esta zona. X-Elio proyecta energías renovables con 24 grandes huertos solares que ocuparan 150 hectáreas, una superficie siete veces mayor a la extensión del pueblo. Esto ha provocado que numerosos vecinos lucainenses se hayan organizado, bajo la "Plataforma por la defensa del valle y la vía verde de Lucainena de las Torres", con el objetivo de defender sus derechos e intereses ante la empresa y las instituciones locales, provinciales o autonómicas "que lo están permitiendo", según comunican.


Este pasado domingo, un grupo de vecinos y vecinas se desplazó hasta tierras murcianas para manifestarse ante las puertas de X-Elio. Allí dejaron clara su oposición a la realización de unas infraestructuras que, según argumentan, "dañan de forma irreparable un paisaje singular, con presencia de especies faunísticas y botánicas de gran valor ambiental; y además, sin contar con la opinión de la ciudadanía afectada". Y es por ello que en Lucainena de las Torres ya se han puesto en pie de guerra, como lo hicieron en su momento los habitantes del pueblo catalán de Alcarrás, para mostrar su rechazo a que su territorio sea declarado como 'zona de sacrificio'.



"Son comarcas repartidas por nuestra geografía, en las que alguien ha decidido instalar estas enormes infraestructuras fotovoltaicas, eólicas, de líneas de alta tensión para evacuar la energía producida y subestaciones eléctricas para su distribución, sin planificación alguna, ni estudio de impacto ambiental o de repercusión social", aclaran en un comunicado desde la plataforma. 


Más concentraciones



En Lucainena son testigos desde hace meses de la transformación de su envidiable patrimonio natural y cultural, mientras "grandes maquinas eliminan el pastizal y matorral propio de este biotopo semidesértico, acabando con su enorme biodiversidad, además de privar a agricultores o ganaderos de su forma tradicional de vida". Por otro lado, destacan también que "se desvirtúa un paisaje de cine que cada año es escenario de numerosas películas, anuncios publicitarios y video clips; además de un interesante reclamo para el turismo de naturaleza y deportivo".


La concentración que los vecinos lucainenses protagonizaron en Murcia hace un par de días, llega tras haber presentado desde su plataforma numerosas alegaciones a los proyectos que se encuentran en fase de exposición pública y de realizar una manifestación en Almería, junto a los habitantes de otros pueblos también afectados por estos megaproyectos como Antas, Albox, Taberno o Carboneras.



El próximo viernes, hay prevista una nueva concentración ante las puertas del Teatro Apolo de la capital. Protestarán "contra las presiones ejercidas por los lobbies eléctricos, que han impedido que la película 'Alcarrás' pueda exhibirse en las salas comerciales de la provincia y evitar así que cunda el ejemplo que se narra en la película, y se empoderen las pequeñas poblaciones para defender su territorio y a las personas que lo habitan". En Lucainena de las Torres dejan claro que hay que apostar por las renovables, "pero no así". 


Temas relacionados

para ti

en destaque