Níjar

Drama en Níjar: la vida de 3.000 personas en un centenar de poblados chabolistas

Junta y Gobierno se reúnen para buscar soluciones a un problema humanitario y de mala imagen

El fuego se ha cebado en la zona del asentamiento ocupado por los subsaharianos.
El fuego se ha cebado en la zona del asentamiento ocupado por los subsaharianos. La Voz

El drama humanitario que se produjo en la medianoche del pasado sábado en el asentamiento situado en el cruce de las carreteras AL-3108 y AL-3112, en una zona conocida como Las Chozas, ha dejado sin vivienda -aunque es eufemístico llamar vivienda a las chozas de plástico en que viven- a cientos de inmigrantes.


Tras el fuego y la atención a heridos y afectados prosiguen las investigaciones iniciadas por la Guardia Civil que apenas 24 horas después procedía a la detención de dos personas de las que se sospecha que pudieron ser los que provocaron el incendio. Las hipótesis que se barajaban en torno a lo sucedido apuntan a una especie de venganza tras un altercado sucedido unas horas antes.




Mundo sórdido

La vida en esos asentamientos no es fácil y allí coinciden los trabajadores que no tienen otro lugar en el que vivir, por falta de recursos o por la escasa disponibilidad de viviendas asequibles en las que poder alojarse, con un inframundo que incluye la prostitución y otras formas de exclusión social.



A la teoría de que en el fondo del altercado se refería el coordinador provincial de la Cruz Roja en Almería, Francisco Vicente, al señalar que se ha constatado que el fuego se inició como una acción de “venganza o represalia ante un conflicto anterior que hubo con un tema de mujeres”, un problema que finalmente derivó en este suceso .


Ayer mismo la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, lamentaba lo ocurrido en el asentamiento nijareño y abogaba por esperar a los resultados de la investigación puesta en marcha por la Guardia Civil para conocer a los responsables y esclarecer las causas.


Reconoce también la existencia de un problema importante con este tipo de asentamientos, que se reparten por varias zonas de la provincia, y también en otras zonas agrícolas del resto de Andalucía, y se remitió a una próxima reunión de la Subdelegación del Gobierno de España y la Delegación del Gobierno Andaluz “para abordar la situación de los poblados chabolistas y para buscar fórmulas que permitan acabar con esa situación”.


La Junta ha lamentado que más de 200 personas se hayan quedado en la calle, como también que se vuelvan a repetir “estas imágenes dantescas” que están dando la vuelta por todos los medios del país y suponen un daño importante en la reputación de un sector esencial como es la agricultura protegida almeriense y también la de un municipio como el de Níjar.


Afrontar el problema

Desde el Ayuntamiento nijareño también llegan las condenas y los lamentos por lo ocurrido, un problema del que son conscientes y que les ha llevado a realizar informes y elaborar proyectos para tratar de erradicar este tipo de asentamientos. Pero el problema llega a la hora de evaluar de qué manera conseguir los recursos necesarios para abordar las inversiones necesarias.


Las investigaciones que realiza la Guardia Civil en torno a este suceso indican que el asentamiento está estructurado por zonas en las que conviven diferentes nacionalidades. La parte que ha resultado más afectada corresponde a la de los inmigrantes subsaharianos, la mayoría de los cuales tuvieron que ser evacuados al quedar completamente destruidas las infraviviendas en las que residían en este área de Las Chozas.


Más de 3.000 personas

Por su parte, el Grupo Ecologista Mediterráneo se ha dirigido al Ayuntamiento de Níjar para pedirle que se ponga al frente de las acciones para acabar con el problema de los asentamientos en su término; afirma que “nos consta que a la corporación municipal le preocupa la situación de chabolismo en su territorio y ha puesto en marcha estudios e informes sobre esta triste realidad, por eso le solicitamos que de un paso más y tome las riendas para poner fin a esa situación”.


Destacan que según los datos que del Plan Municipal de Vivienda y Suelo de Níjar, actualmente residen en esos asentamientos más de 3.000 personas repartidas por los 94 poblados existentes en su municipio, un diez por ciento del total de la población.


El problema, señala el grupo almeriense, afecta a otros muchos municipios españoles y europeos “que prefieren mirar para otro lado en lugar de hacer frente a un problema que ha sido ampliamente estudiado y documentado”


Por esas razones solicita al Ayuntamiento nijareño que se convierta en un municipio pionero en adoptar soluciones “lo que lo convertiría en un ejemplo para otros municipios con una problemática similar, y en punta de lanza en dar soluciones definitivas”.


Sugiere que la Corporación “debería apoyarse en las empresas del sector hortofrutícola de la zona, que facturan conjuntamente cerca de 300 millones de euros y de ellas aparecen en los ránkings de las más potentes del país en producción ecológica. Un solo céntimo por kilo comercializado aportaría para este fin más de dos millones y medio de euros para políticas de erradicación del chabolismo.


El ‘liderazgo’ que propone el GEM al Ayuntamiento se debe concretar en acuerdos con el conjunto de las administraciones y con el sector privado, “porque este tipo de inversiones son al final la mejor solución, como ya se demostrara con la creación en Almería de los pueblos de colonización de hace ya más de medio siglo”.


Considera en cualquier caso que la inacción es el peor de los escenarios porque perpetúa problemas como la exclusión, la marginalidad, el reputacional (con consecuencias en los mercados alimentarios), los sanitarios y los ambientales.

 

Temas relacionados
Inmigración Níjar Sucesos en Almería Junta de Andalucía Ayuntamientos

para ti

en destaque