“Que nadie diga que yo no soy capaz de hacerlo”

Esta inspectora jefa de Policía Nacional explica la “autoexigencia” en su profesión

Florentina Torrente, Inspectora de Policía en Almería.
Florentina Torrente, Inspectora de Policía en Almería. Juan Pablo García
Lola González 08:00 • 08 mar. 2020

Florentina Torrente es inspectora jefa de la Policía Nacional y cuenta su decisión de entrar en el Cuerpo con la tranquilidad de quien sabe que ese era su lugar. No es de vocación infantil ni familiar, nacida en un pueblo siempre tuvo claro lo que no quería ser, “ni maestra ni sanitaria ni trabajar en un banco” que eran las salidas más habituales.


Se marchó a Granada a estudiar Derecho y allí conoció a dos compañeros mayores que eran inspectores jefe de la Policía Nacional que estaban estudiando una segunda carrera, y tras pasar por la zona de formación pensó: “esto puede encajar conmigo”. 


Al terminar la carrera se preparó oposiciones y aprobó la carrera. Como para no hacerlo cuando rechazó un empleo en el Ayuntamiento de su pueblo. “El único que me animaba era mi padre, mi madre pensaba que era una locura pero me arriesgué y dije no al trabajo”.





En la academia en Ávila no notó desigualdades pero cuando terminó sus prácticas y cogió destino en Canarias se encontró con que, a los tres meses, se marcha un inspector y le toca ser “jefa de un grupo de 25-30 personas. Fue un reto y es cierto que no me sentí discriminada, quizá hubo paternalismo” pero destaca sobre todo esa “autoexigencia impuesta para que nadie diga que no soy capaz”.


Familia

Su marido es también policía y la entiende, hasta el punto de que cogió un mes de su baja por maternidad, porque Torrente estaba convencida de que “cuando volviese no iba a ser igual” y le dio la oportunidad también a él de estar con el niño. 


Siempre ha apostado por seguir formándose y por ascender todo lo que ha podido. Y aunque han pasado más de 40 años desde que llegaran las mujeres al Cuerpo en Almería siguen siendo solo el 8 por ciento de la plantilla.


Está convencida de que conforme vaya creciendo el número de mujeres en los puestos de mando, más cambiará la perspectiva y crecerá el número de policías.


Temas relacionados

para ti

en destaque