FICAL recuerda a Pilar Miró con motivo de los 25 años de su fallecimiento

Encuentro con Mercedes Sampietro, Guillermo Montesinos, Mónica Randall y Gonzalo Miró

Participantes en la mesa redonda que homenajeaba a Pilar Miró.
Participantes en la mesa redonda que homenajeaba a Pilar Miró.
La Voz
17:37 • 19 nov. 2022

Las mesas redondas son uno de los signos de identidad de FICAL desde 2017, un punto de encuentro cinematográfico a nivel nacional que sirve a la vez para acercar el cine al público general. Una sección que comenzó ayer en el Patio de Luces de la Diputación con un recuerdo muy emotivo a Pilar Miró, con motivo del vigesimoquinto aniversario de su fallecimiento. Moderó el coloquio Luis Alegre con las actrices Mónica Randall y Mercedes Sampietro, el actor Guillermo Montesinos y el hijo de la directora, Gonzalo Miró, como participantes.


El encuentro comenzó comenzado compartiendo cada uno de los participantes el primer recuerdo que tenían de Miró. En el caso de Mónica Randall evocó un momento en el que también se encontraba el actor Álvaro de Luna, además de su pasión juvenil compartida por el personaje de Jo de ‘Mujercitas’, por su carácter culto e independiente, lejos de los tópicos que ‘se exigían’ a las mujeres. 


Mercedes Sampietro, que participó en varias películas dirigidas por Pilar Miró, destacó “cómo estaba pendiente de mí, muy cuidadosa. Muchos hablaban de ella pero pocas la conocían y yo me quedo la satisfacción de que se le haya podido conocer por sus películas”. 



En el caso de Guillermo Montesinos fue con la histórica cinta ‘El crimen de Cuenca’, en la que me eligió “por mi físico”, bromeó, teniendo en cuenta que buscaba un actor menudo para ese papel. Lógicamente, las claves más emotivas vinieron con el testimonio de Gonzalo Miró, que ante todo recordó a su madre “como una madre atípica, recuerdo estar con ella pero no en cumpleaños o en parques, sino viajando, en rodajes, yendo al cine, al teatro, a la ópera. Los dieciséis años que viví con ella me intentó inculcar siempre los valores de la justicia, el trabajo y la honestidad”. 


Otro de los pasajes recordados fue el relacionado precisamente con la película ‘El crimen de Cuenca’ y el intento de golpe de Estado de Tejero, día en el que Gonzalo Miró apenas tenía diez días y que se desencadenó casualmente mientras Pilar hablaba por teléfono con Mónica Randall. “Me fui corriendo a su casa porque ya me veía cogiendo al niño las dos y viajando a Portugal”. En este sentido, Guillermo recordó que en ese momento Pilar “estaba encausada por el código de justicia militar franquista que regía todavía entonces”. 



También se hizo referencia a otros aspectos importantes, como su enfermedad de corazón que la hacían “ser una persona fuerte pero a la vez transmitiendo una fragilidad muy humana, cuando te acercabas a ella se escuchaban las válvulas que tenía en el corazón”, apuntó Sampietro o su conflicto y después absolución cuando fue apartada de TVE. 


Del mismo modo, se subrayó su tenacidad y su capacidad para convencer a cualquiera de sus proyectos. Así fue con ‘El perro del Hortelano’, porque todos “la tomaban por loca por hacer una película en verso”, dijo Miró, y luego fue una cinta que triunfó en los Goya.




Temas relacionados

para ti

en destaque