Plataforma Solar: 40 años enseñando al mundo a aprovechar el sol

Un ingeniero almeriense logró que el proyecto se ubicara en Tabernas

La Plataforma Solar de Tabernas celebra en este 2021 su 40 aniversario
La Plataforma Solar de Tabernas celebra en este 2021 su 40 aniversario La Voz

La Plataforma Solar de Almería, ubicada en el municipio de Tabernas, acaba de cumplir los cuarenta años desde que fuera inaugurada. Lo hace manteniendo la esencia de cuando fue levantada, entre los años 1979 y 1981, es decir siendo el mayor centro de desarrollo de la tecnología solar de Europa.


A mediados de la década de los setenta la energía solar estaba en un estado incipiente y, de hecho, el Ministerio de Industria de aquella época carecía de un departamento propio especializado. El desencadenante de los trabajos en España y en el resto de los países occidentales, fue la guerra del Yom Kippur entre Israel y sus países vecinos árabes en el año 1973, un conflicto que, entre sus consecuencias, supuso una de las primeras grandes crisis del petróleo se provocó una crisis del con fuertes subidas de sus precios.


Alternativas
A partir de ese momento se iniciaron los movimientos encaminados a buscar fuentes de energía alternativas que pudieran abastecer a los países y consumidores ante episodios bélicos como el relatado o las diferentes ‘crisis del petróleo', que se fueron sucediendo.



Pocos años después se creaba en España el Centro de Estudios de la Energía que se propuso atraer a España el proyecto Small Solar Power Systems (SSPS o, en español, Pequeños Sistemas de Energía Solar) que por entonces estaba impulsando la Agencia Internacional de la Energía.


Internacional
Hasta nueve países formaban parte de este proyecto llamado a ser la referencia a nivel internacional en el desarrollo de investigaciones, ensayos y desarrollos de la energía solar. Esos primeros socios eran Alemania, Austria, Bélgica, Estados Unidos, Grecia, España, Italia, Suiza y Suecia.



De ese grupo inicial se descolgaron siete de los promotores en la década de los ochenta, cuando el aumento de la producción y una cierta estabilidad política en las áreas de producción del petróleo hizo posible un descenso de los precios que mitigaron un tanto el interés por la búsqueda de fuentes alternativas de energía. Tiempo también de otros caminos en esa búsqueda como el de las energías nucleares.


A partir de ahí la Plataforma quedó en manos de España y de Alemania, país este último que también acabaría abandonando el programa en 1999, aunque mantiene su participación en algunos de los proyectos internacionales que se desarrollan en la Plataforma tabernera.


Nuevos proyectos
Entre esos programas de nuevo cuño se encuentra el proyecto DUKE, que un coste aproximado de 3 millones de euros es una ampliación del proyecto DISS (Direct Solar Steam, Vapor Solar Directo), resultado de un acuerdo de colaboración entre el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y la Agencia Aeroespacial de Alemania.


Los últimos años han supuesto la incorporación de líneas de investigación vinculadas con la energía solar y sus aplicaciones prácticas, como la creación de una planta experimental para la desalación de aguas salobres a través de la tecnología solar, o los relacionados con el tratamiento, detoxificación o desinfección de agua.


A día de hoy la Plataforma Solar de Almería se considera uno de los centros de investigación en energía solar no sólo más grandes del mundo, y también uno de los que mejores resultados arroja en el aprovechamiento práctico de esa energía.


Almeriense de Alhama
Francisco Martínez Rodríguez, nacido en Alhama de Almería e ingeniero de profesión, posiblemente fue el desencadenante de que la Plataforma Solar que proyectaba el Gobierno de España llegase finalmente a Almería



Figuras clave en la plataforma.
Figuras clave en la plataforma.La Voz


Había una intención inicial de que el proyecto fuera a parar a Huelva, pero Paco Martínez, que a mediados de los años 70 prestaba servicios en el Ministerio de Industria, barajó los datos que indicaban que Almería, con una irradiación anual de 1.900 Kw/m2/año, y una temperatura media anual de 17 grados, reunía sin duda mejores condiciones.


Pioneros
El almeriense, junto a otros tres compañeros del INI, Carlos Ortiz Roses, Fernando Sánchez Sudón y Juan Avellaner Lacal, fueron los elegidos para crear el Departamento de Energía Solar en el seno del Ministerio, el primer departamento oficial destinado a las energías renovables.


El propio Paco Martínez destaca como esencial el apoyo recibido de personajes de la época como el malagueño Juan Temboury Villarejo, director del Centro de Estudios Energéticos (CEE), o Luis Magaña Martínez, Comisario General de la Energía, o Antonio Muñoz Torralbo, director del Departamento de Investigación del CEE.


En marcha
A partir de ese momento se inicia una carrera contra el tiempo para la ejecución de un proyecto en el que se implicaron desde la Cámara de Comercio de Almería al Ayuntamiento de Tabernas y otras instituciones, y al que los ingenieros del Departamento de Energía Solar del Ministerio de Industria dedicaron todos sus esfuerzos para definir la tecnología de concentración solar, la construcción de la torre de 82 metros que debía recibir los rayos solares desviados hacia ella por los 300 paneles de espejos o heliostatos.


Paco Martínez relata cómo aquel fue probablemente el primer gran proyecto con capacidad para llevar el nombre de Almería por todo el mundo. Quizá por ello personajes almerienses como el presidente de la Cámara, Ramón Gómez Vivancos o los alcaldes de Tabernas, Francisco Valls Martínez, o el de Alhama, José Antonio Picón, pusieron en ello todo su empeño.


 

Temas relacionados
Energías renovables Energías Tabernas Desierto de Tabernas

para ti

en destaque