¿Adiós a Glovo? Estos puntos de Almería pueden perder el servicio de reparto

La regularización laboral de los repartidores provoca un auténtico terremoto

Los repartidores de Glovo podrían desaparecer de algunos puntos de la provincia.
Los repartidores de Glovo podrían desaparecer de algunos puntos de la provincia.

La guerra del reparto a domicilio parece estar a punto de cobrarse no pocas víctimas, tanto en lo laboral como en lo que al propio servicio se refiere. No en vano, tras el último acuerdo entre sindicatos, patronal y Gobierno, las principales empresas de este singular sector han puesto las cartas sobre la mesa y han anunciado que dejarán de estar presentes en ciudades pequeñas de España.


Si bien no hay una decisión en firme ni un listado de ciudades en las que dejarán de prestar su servicios, Glovo y Deliveroo admiten que dejarían de estar presentes en lugares de menos de 150.000 o 100.000 habitantes, según informa hoy Invertia.


En la provincia de Almería, esta decisión de las empresas afectaría a la mayor parte de municipios en los que prestan servicio estas compañías. Así, Deliveroo dejaría de estar presente en Roquetas y El Ejido, mientras que Glovo le diría adiós a El Ejido, Roquetas de Mar (y Aguadulce), Vera y Garrucha.



Por el momento, Almería capital se salvaría de este recorte, tanto por número de habitantes como por el hecho de que, en principio, Glovo y Deliveroo no dejarían de operar en las capitales de provincia. 


La polémica



Todo sucede después de que sindicatos y la CEOE y Cepyme llegaron a un acuerdo con el Gobierno para regularizar la situación laboral de los 30.000 repartidores que forman parte de plataformas digitales como Glovo, Deliveroo, Stuart o Uber Eats.


Según estas compañías, la decisión hace que deje de ser rentable operar en pequeñas ciudades y que, en consecuencia, la nueva normativa nacida de este acuerdo entre sindicatos, patronal y Gobierno, podría traducirse en la reducción de hasta un 70% de los actuales puestos de trabajo y algo más: 250 millones de euros en pérdidas a los restaurantes, un sector especialmente afectado por las idas y venidas de la normativa en plena pandemia.


Estas serían las principales consecuencias de darles a los repartidores derechos como trabajadores asalariados de empresas a las que dejaría de resultarles rentable el negocio del reparto de comida a domicilio.

 

Temas relacionados
Uber Deliveroo Restaurantes

para ti

en destaque