Las despedidas de solteros recuperan músculo tras dos años de pandemia

La Costa de Almería vuelve a convertirse en centro de estos festejos, ahora sin restriscciones

Un grupo de amigas celebran una despedida de soltera.
Un grupo de amigas celebran una despedida de soltera. La Voz

Estar en una terraza disfrutando del mediodía del sábado y ver aparecer de manera repentina, entre el murmullo cotidiano de la hostelería, a un grupo de personas disfrazadas, contentas y disfrutando de los últimos instantes de la soltería es uno de los eventos semanales más cotidianos que se dan lugar en una ciudad como Almería. La memoria colectiva podría dar prueba de ello con solo recordar aquellos disfraces o aquellos grupos de amigos que consiguieron sacarles una sonrisa en algún momento determinado y en algún lugar de esta provincia.


Detrás de las despedidas de solteros existe una industria que en estos dos años ha sabido mantener el equilibrio durante los peores momentos de la pandemia. Las escasas celebraciones matrimoniales han abocado a estas empresas a reformular su modelo de negocio buscando desembocaduras empresariales diferentes. Sin embargo, ahora que el contexto propicia la celebración de eventos con gran congregación de asistentes, esta industria comienza a recuperar el músculo perdido a raíz de la situación sociosanitaria asociada a la Covid-19.



Más mujeres

Javier Martínez coordina desde hace años la gestión de D’Despedida, una agencia almeriense cuyo catálogo de opciones supera la veintena de actividades para desarrollar durante las celebraciones sociales. Escape room, capeas, karting, kayak o fiestas en limusinas son solo algunos ejemplos que pueden poner en práctica los participantes de las despedidas de soltero. En su dilatada experiencia en este sector, Martínez se ha percatado de las diferencias relacionadas con la organización de estos festejos. “El 80 por ciento de las personas con las que trabajamos son mujeres. Digamos que las mujeres son las que más contratan los packs que tenemos publicados en Internet mientras que los hombres van un poco más por libre, no suelen contratar con tanta previsión lo que desean hacer durante el fin de semana”, señala el responsable.




Después de su consolidación social, decir adiós a la soltería genera un movimiento económico de una determinada importancia. Motivo por el cual el abanico de servicios va en aumento con el paso de los años, situándose en una renovación constante. Este sector ha sabido adaptar sus servicios teniendo como principal base las demandas de sus propios clientes, que en muchas ocasiones responden a la moda predominante que impere en un determinado momento temporal. “Intentamos ofrecer lo que nos demanda el público, para ello lo que nosotros hacemos es tener un extenso grupo de colaboradores para que nos proporcionen los medios que no tenemos por nuestra cuenta. Si un grupo de chicas solicita un velero, intentamos que en nuestro grupo de colaboradores haya algún dueño de algún velero que se dedique a ello”.



Gasto medio

Almería es una de las zonas más frecuentadas por quienes participan en este tipo de actividades. Albacete, Murcia o Granada son las provincias que más visitantes proporcionan a la Costa de Almería para estas celebraciones. El futuro cónyuge, que suene venir acompañado de un extenso grupo de acompañantes, lo suele hacer de la mano de varias generaciones en el caso de las familiares o junto a un nutrido pelotón de amistades. Se calcula que el gasto que cada participante realiza durante su estancia en tierras almerienses ronda los 80 euros. Un precio que además de alojamiento, incluye menú de cena y animación. Mojácar y Aguadulce son dos de las principales zonas almerienses donde estos hábitos se dan con mayor frecuencia. De hecho, esta jornada se celebrarán hasta cinco despedidas simultáneas en la costa almeriense.

 

Temas relacionados
Fiestas Pasaporte Covid Hostelería Hoteles

para ti

en destaque