Va a los tribunales para jubilarse a los 60 y le fijan el juicio a los 64

Un Juzgado de lo Social fecha la vista al profesor Antonio Fernández el 28 de enero de 2026

Antonio Fernández Pérez, el profesor que ha solicitado la jubilación voluntaria a los 60 años.
Antonio Fernández Pérez, el profesor que ha solicitado la jubilación voluntaria a los 60 años. La Voz

Antonio Fernández Pérez, un profesor almeriense de secundaria de 60 años, ha acudido a los tribunales para defender el derecho que a su entender le corresponde a jubilarse anticipadamente a su edad, y su caso será resuelto finalmente por la Justicia, aunque en el mejor de los casos, si su demanda es atendida, podrá retirarse apenas días antes de cuando le correspondería por edad, puesto que el Juzgado de lo Social número 2 de Almería ha fijado como fecha para el juicio el próximo 28 de enero de 2026,  a las 10:10 horas.


Y es que apenas cinco meses después del juicio, el 20 de julio, Antonio cumplirá 65 años y tendrá 37 de servicio. Cabría además la posibilidad de que la Administración recurriera una sentencia favorable al profesor, lo que podría retrasar la aplicación incluso más allá de la edad  legal de jubilación para los interinos, que están inscritos en el Régimen General de la Seguridad Social.


A través de este régimen, para jubilarse voluntariamente necesitaría acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años; así como tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad exigida en cada caso. 



En cambio, los funcionarios incluidos en el Régimen de Clases Pasivas del Estado, en este caso profesores con plaza y oposiciones aprobadas antes de 2011, pueden jubilarse voluntariamente a los 60 años si tienen reconocidos 30 años de servicios al Estado.


Discriminatorio Es decir que, como plantea el profesor, ha trabajado incluso más años” que otros compañeros que conoce y ya se han jubilado voluntariamente, mientras que a él se le niega este derecho. 



Y según razona en su demanda su abogada de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), “el hecho de que el demandante sea funcionario interino implica que no puede acceder, en condiciones de igualdad respecto a los funcionarios de carrera, a la jubilación a la edad de 60 años, teniendo como acredita, 33 años de cotización”.  Y por tanto, añadetodo ello implica ““una clara discriminación” que constituye el objeto de la demanda judicial


Después de más de 33 años de peregrinaje por cerca de una treintena de institutos de municipios andaluces y almerienses como profesor de música. Antonio Fernández, nacido en Olula del Río en 1961, imparte ahora clases en el IES San Isidro de Níjar, aunque vive en Vera. 



“Con todo el derecho”

Al considerar que estaba en su perfecto derecho por su edad y años trabajados, junto a serios problemas de salud, en junio del año decidió solicitar a la Dirección Provincial de la Seguridad Social la jubilación voluntaria, que fue denegada un mes después por los motivos antes señalados.


En el mes de septiembre del mismo año, 2021, su abogada presentó una reclamación previa sobre la prestación de jubilación anticipada, sin que se dictara resolución alguna, lo que le llevó a interponer un mes más tarde, en octubre pasado, una demanda judicial, que como se ha mencionado anteriormente ha llevado a la fijación del juicio para el mes de enero de 2026, es decir cinco años después de que tomara la decisión de  acudir a los tribunales de justicia.


Derecho a la igualdad

La defensa de Antonio Fernández expone en su demanda su derecho a jubilarse en las mismas condiciones de edad y tiempo de cotización señaladas para los funcionarios de carrera. Su petición se basa, por tanto y como añade,  en el derecho a la igualdad y no discriminación recogido en el artículo 14 de la Constitución Española.


Su demanda pretende, por tanto, “la declaración judicial del derecho del actor a obtener la jubilación anticipada y correspondientes prestaciones, a partir del día 20 de julio de 2021, (día en que cumplió 60 años, habida cuenta de que tiene acreditados mas de 30 años de cotización a la Seguridad Social), en las mismas condiciones que los funcionarios de carrera del sector docente”, algo que será ya materialmente imposible, y mucho más a vista de la fecha señalada para el juicio.


Toda una vida como interino

Al margen del señalamiento de su juicio dentro de cuatro años, llama la atención el hecho de que Antonio Fernández haya pasado toda su vida profesional como interino. De hecho, a día de hoy es el interino más veterano de Andalucía en música, aunque es licenciado en Física por la Universidad de Granada.


 Fue en la ciudad de los cármenes, al iniciar la carrera de Física, cuando de forma paralela empezó a estudiar música, disciplina por la que finalmente se decidió para impartir clases. “En ese momento se estaban creando plazas y pensé que tendría acceso a mejores destinos”, argumenta.


El primero de ellos fue en Torre del Mar, en Málaga, y de ahí pasó al IES Bahía de Almería, que inauguró y donde fue su primer profesor de música. A lo largo de estos 33 años continuaría una peregrinación por localidades andaluzas, como Granada, y sobre todo almerienses, desde Adra a Aguadulce, pasando por Almería, Níjar y Olula, entre otras.


Fernández se ha presentado en varias ocasiones a las oposiciones, y de hecho ha llegado a aprobar, aunque sin obtener la plaza, y como precisa Juan Francisco Caballero, responsable de Educación de CSIF Almería, la Administración “ofrece muy pocas plazas de esta materia en Andalucía, e incluso ha habido convocatorias de oposiciones en las que no se ha sacado ni una sola, como sucedió en 2016. Y en la última, en 2020, solo se ofrecieron 29 para toda Andalucía”, afirma. 


Ahora, Fernández solo puede entender como “una gran injusticia y una discriminación” que no pueda disfrutar de los mismos derechos que otros profesores de su generación que han hecho su mismo trabajo.


Si esto fuera posible, su gran ilusión es matricularse en la Universidad de Granada en  unos estudios sobre Literatura que dice tener pendientes desde hace muchos años. Yo no quiero jubilarme para irme al casino a jugar al dominó, sino para seguir estudiando”, concluye.

 

Temas relacionados
Educación Tribunales Igualdad Oposiciones Música

para ti

en destaque