El SOS de una familia almeriense para traer a su bebé desde Ucrania

El relato de Vanesa Martínez y Sergio Muñoz, el matrimonio de Vélez Rubio ahora en Leópolis

Vanesa Martínez y Sergio Muñoz, en una entrevista en Ok Diario.
Vanesa Martínez y Sergio Muñoz, en una entrevista en Ok Diario. Archivo La Voz
Simón Ruiz
19:32 • 14 mar. 2022 / actualizado a las 20:59 • 14 mar. 2022

Mi hija ya está en el mundo, en este mundo loco que nadie elegimos, pedimos al gobierno, embajada, consulado, que dé ayuda y protección a los menores españoles nacidos en Ucrania. Ayuda”.


Acompañado de un emoticono de corazón rojo, este fue el mensaje que publicó en la red social Facebook el pasado 26 de febrero una joven almeriense, Vanesa Martínez López, residente en el municipio de Vélez Rubio.


Ese día vino al mundo en un hospital (Maternal 3) de Kiev, la capital ucraniana, la pequeña María por gestación subrogada. Pesó al nacer 2,8 kilos y midió 50 centímetros, según el relato de Vanesa Martínez a 7, la televisión murciana. El alumbramiento se produjo a los dos días de comenzar la invasión de aquel país por parte de las tropas rusas.



Desde entonces, han pasado más de dos semanas y lo único que quieren Vanesa Martínez y su pareja, Sergio Muñoz, es que los tres estén juntos en Almería. Ahora se encuentran en un país asediado por tropas terrestres de ejército de Vladimir Putin y donde el sonido de las sirenas precede a los bombardeos sobre edificios civiles de todo tipo y militares.


Deseando salir de Ucrania, no está siendo nada fácil el retorno a España después de que a los pocos días de nacer la pequeña María, la pareja decidiera emprender camino hacia ese país. Cogieron un vuelo en Málaga y llegaron hasta Cracovia (Polonia). Y desde allí hasta Leópolis, donde este fin de semana pasado ya han podido abrazar a la bebé.



El problema que tienen Vanesa Martínez y Sergio Muñoz es la ausencia de un salvoconducto que les permita salir sin problemas de Ucrania y arrancar una vida familiar en común desde su casa en Vélez Rubio.


Allí, en este municipio de 6.500 habitantes, las muestras de solidaridad son incesantes. También lo son en redes sociales como Facebook, donde Vanesa ha difundido algunas de las entrevistas que ha concedido a lo largo de las últimas tres semanas exponiendo su situación.



Por videollamada ha atendido a programas como ‘Ya son las ocho’ o ‘La Roca’. Y en todos el mensaje es el mismo. Piden ayuda del Gobierno, de la embajada, del consulado, de Ministerio de Defensa, de quien sea.


“Somos de Vélez Rubio, un pueblo de Almería, y nuestra situación es de total desamparo. No logramos contactar con la clínica y solo tenemos contacto con nuestra intérprete de español, que nos dice palabras muy escuetas y sin contestar a ninguna pregunta”, manifestaba Martínez antes del parto, dos días antes de la festividad del 28-F.


Muñoz desconocía si el bunker donde estaba la mujer que dio a luz estaba o no perfectamente equipado. “Y no sabemos cómo vamos a poder sacar de allí a nuestro bebé. Nuestro gobierno no lo reconoce como ciudadano español y el personal de la Embajada española en Ucrania se ha ido. ¿Qué amparo tenemos del Gobierno español? En febrero de 2019 crearon una no ley para la gestión subrogada. Tenemos pleno derecho a que nos ampare el Gobierno español”, apuntaba Vanesa Martínez.


En sus planes iniciales siempre estaba el viaje a Polonia, pero el problema persiste porque “no está la embajada y en el consulado no nos atienden”.


En la entrevista en la televisión autonómica murciana, este egetana lanzó el mensaje siguiente el pasado 27 de febrero. “Solo queremos deciros que nuestra hija nació ayer en Kiev y está allí ante una guerra. Va a ser ciudadana española y pedimos vuestra ayuda para salvarla de allí”.


Vanesa Martínez conoció a la pequeña María a través de una fotografía enviada a su teléfono móvil pero ya puede abrazarla cuantas veces quiera. “Tiene unos mofletes …” “Sobre las nueve de la noche, ante un aviso, tuvieron que bajarla al sótano. Sabemos que está bien, pero no mucho más”, incidía en la citada entrevista, en la que remarcaba que “nuestro cuerpo está aquí (aún no habían partido hacia Polonia y Ucrania) pero nuestra mente está allí”. “Estamos hechos un flan. Esto está siendo muy duro”.


Del problema de Vanesa Martínez y Sergio Muñoz se ha hecho eco este lunes la asociación 'Son nuestros hijos', que defiende la gestación subrogada.



En Facebook la asociación ha pedido que se facilite su retorno a España.


Temas relacionados

para ti

en destaque