La Vuelta y ‘el bigotes’ de Filomatic

A comienzos de los 70, Almería fue una de las paradas obligadas de la Vuelta Ciclista

En abril de 1971 una etapa de la Vuelta salió del poblado del Oeste de Tabernas. Luis Ocaña era la gran estrella.
En abril de 1971 una etapa de la Vuelta salió del poblado del Oeste de Tabernas. Luis Ocaña era la gran estrella.

El ciclismo era una de las pasiones de aquella generación de niños de los primeros años setenta que nos pasamos las tardes de verano esperando la retransmisión de las grandes pruebas. Era emocionante cuando conectaban con Eurovisión y de pronto se nos aparecía delante de los ojos uno de aquellos puertos del Giro o del Tour por el que ascendía un pequeño grupo de escapados, mientras la señal se iba y venía. 


Los que éramos seguidores de Eddy Mercks buscábamos su estampa inconfundible y cuando comprobábamos que iba entre los elegidos nos llenábamos de felicidad. La mayoría iba con Luis Ocaña, que era el ciclista español, pero a otros nos gustaba Mercks porque nunca tenía bastante, porque lo quería ganar todo, como nosotros, los niños de aquel tiempo, que queríamos ser los mejores jugando al trompo, a las canicas, a la pelota y al dólar.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/222365/la-vuelta-y-el-bigotes-de-filomatic

 

Temas relacionados
Eduardo de Vicente Tal como éramos Historia Ciclismo

para ti

en destaque