El antiguo edificio de Correos no tiene quien lo compre

La subasta del edificio de la Plaza Juan Cassinello se declara desierta por falta de ofertas

Fachada del antiguo edificio de Correos, que inicia la fase de venta directa.
Fachada del antiguo edificio de Correos, que inicia la fase de venta directa.

El antiguo edificio de Correos, ubicado en la Plaza Juan Cassinello de Almería, no tiene quien lo compre. Al menos esto es lo que se deriva del hecho de que el plazo para proceder a su subasta se haya cerrado esta semana sin que se haya presentado ninguna oferta.


Según el departamento de comunicación de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, la subasta se declara desierta y el expediente se cierra, pero “se continúa con la enajenación” del inmueble, iniciándose a partir de ahora la “fase de venta directa”.


El importe de licitación establecido en el pliego de condiciones es 1.756.500 euros sin incluir los gastos e impuestos  que se devenguen de la transmisión, que también correrán a cuenta del comprador.


Tal y como aparece recogido en este documento del expediente, el solar donde se levanta el edificio está clasificado como suelo urbano consolidado y calificado como dotacional público para servicios de interés público y social. Es así de acuerdo al Plan General de Ordenación Urbana de 1998, y su adaptación parcial a la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía), aprobado definitivamente por el pleno del Ayuntamiento hace dos años.


En el pliego se repasan asimismo los usos potenciales del inmueble: docente, deportivo, sanitario, asistencial, cultural, administrativo público, mercado de abastos y centro de comercio básico, servicios urbanos, religioso, alojamiento o residencia de grupos sociales aunque se excluso el uso hotelero, defensa y cárceles o cementerio.

En estado calamitoso



En estado calamitoso y afectado por aluminosis, el edificio de Correos tiene una superficie de 806 metros cuadrados y una superficie construida de 3.706 metros cuadrados repartida sobre alta y baja rasante en cuatro plantas. Inaugurado por los entonces príncipes don Juan Carlos y doña Sofía en 1970, fue cerrado definitivamente por su peligrosidad a mediados de 2011.


Desde su clausura, Almería es la única capital andaluza de provincia que no tiene una sede postal en el centro de la ciudad. Además, la oficina que se habilitó en el Parque para cubrir la zona del casco histórico sigue sin estar operativa. El edificio principal de Correos se encuentra desde hace casi una década en la calle San Juan Bosco.

 

Temas relacionados
Correos Patrimonio

para ti

en destaque