El gasoducto submarino Argelia-España, clave para la entrada de gas natural

El gaseoducto Medgaz unió Argelia y España por El Alquián en 2011

El catedrático Andrés M. García Lorca.
El catedrático Andrés M. García Lorca.

Como ya informó este periódico se ha producido una operación que permite a Almería ser un lugar estratégico. Los actuales propietarios del gasoducto que une Argelia con España, desde la plataforma de impulsión de Beni Saf y la de recepción y distribución de Almería, corresponde a la estatal argelina Sonatrach con un 51% del capital y a la multinacional española Naturgycon un 49% del capital restante. Ello implica un control accionarial mayoritario de Sonatrach, lo que no necesariamente obliga a que la explotación del gasoducto sea gestión exclusiva de Argelia, puede hacerlo Naturgy, que debe de atender a las dos bases logísticas. 


La geógrafa y concejala en el Ayuntamiento de Almería, María del Mar García-Lorca Fernández, es coautora, junto a su padre, el catedrático Andrés M. García Lorca de Uniendo dos continentes, libro para conocer las claves del gasoducto y que acaba de tener una segunda edición. “Pese a noticias aparecidas en la prensa de una disminución de entradas de gas argelino al sistema gasístico español”, subraya el catedrático y exSubdelegado del Gobierno, “debido a la política de precios internacionales del gas natural, el gasoducto que atraviesa el mar de Alboran seguirá siendo una infraestructura básica para la entrada de gas natural en España de origen argelino”. El catedrático vaticina: “Puede que no ocurra lo mismo con el gasoducto que cruza el estrecho de Gibraltar, que si bien el gas que transporta es del mismo origen que el de Almería, es gestionado por Marruecos cuyo contrato con Argelia debe ser renovado en 2021”.


El citado libro Uniendo posibilita conocernos más desde distintos ámbitos, incluida la gastronomía de Almería y Argelia. Recuperar el pasado para afrontar el futuro inspira el trabajo. La playa de Beni Saf constituye el punto de inicio del tramo submarino del gasoducto de los García Lorca, lo que exigió una intervención que afectaba al litoral. Se realizó una restauración ambiental por lo que no ha quedado impacto alguno en la zona. La playa de El Alquián fue elegida como la alternativa de más bajo impacto ambiental para la conexión terrestre del gasoducto, siendo mínima la intervención de restauración ambiental. Los estudios realizados en el mar de Alborán por especialistas nos muestran un universo fascinante y en cierta medida único en el conjunto de los océanos. Se han descubierto 13 especies, probablemente, nuevas para la ciencia. Para comprender esa singularidad es necesario señalar que la biodiversidad es el resultado de la confluencia de áreas biogeográficas. Por su posición geográfica, se configura como zona de paso obligado de migraciones de tortugas, cetáceos y aves marinas. 


Ante el éxito editorial de Uniendo dos continentes, que en noviembre de 2019 se presentó en las instalaciones de Beni Saf, se ha realizado una segunda edición.



Para el periodista esta información tiene un valor sentimental porque una de las primeras portadas que he conseguido se produjo cuando en 1974 publiqué en Ideal que “el gasoducto Argel Europa pasará por Garrucha”, información que me paso el gallardero, residente en Estados Unidos, Francisco Castaño. Donó terrenos al municipio de Los Gallardos y de ahí que el campo de fútbol lleva el nombre de Castaños Junior, en honor a la familia que permitió dicha generosidad. Como la noticia tenía gran valor, el propio director del periódico en Granada, Melchor Sáiz-Pardo Rubio, me llamó para conocer detalles y tratarlo como asunto de portada. También es un ejemplo de noticias locales que se anclan a lo largo de lustros. La información de los americanos se cumplió en la playa de El Perdigal más de 30 años después.

 

Temas relacionados
Política

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque