El profesor acusado de abusos a una alumna: “No hice nada que ella no quisiera”

Los testigos desmontan la versión del docente, que se enfrenta a 12 años de cárcel por abusos

El acusado llega esposado y escoltado a la sala
El acusado llega esposado y escoltado a la sala La Voz

La novela monumental de Boris Pasternak narra la historia de amor entre Yuri Andréyevich, un idealista poeta y médico ruso, y Lara Fiódorovna, una joven enfermera. Ambos atados a su matrimonios, a las obligaciones de la guerra y a una relación imposible.


Y con un ejemplar de Doctor Zhivago entre las manos y unas pocas notas manuscritas en rojo, el profesor británico Carlo Troiano se presentó este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería para defenderse de las acusaciones de presuntos abusos sexuales a una alumna de un colegio británico de Roquetas.


Troiano relató una historia de amor. Su historia. Un profesor de 38 años de edad enamorado de una alumna de entre 14 y 15 años en las aulas de un colegio privado de Roquetas de Mar, donde impartía clases de Economía. “No hice nada que ella no quisiera hacer”.


Pero más allá de la construcción romántica del relato, el docente se enfrenta a una petición de 12 años de prisión por un delito de abusos sexuales con prevalimiento.




“Cuando él contaba con 38 años y su alumna con 14 años, aprovechándose de la confianza y cercanía que tenía con los alumnos, inició con ella una relación fingidamente amistosa, pero con claro ánimo libidinoso, dando un trato preferente”, dice la Fiscalía.  


Posiciones
La relación no es discutida por ninguna de las partes personadas en el proceso, pero las posiciones son muy distintas. La acusación particular ejercida por el letrado Leo Marfil y la fiscal sostienen que Carlo Troiano aprovechó su posición como profesor para ganarse la confianza de su alumna.

La defensa ejercida por Esteban Hernández Thiel niega que las relaciones fueran antes de los 16 años de edad, límite marcado por la ley para “el consentimiento sexual” y  apelan a los cambios en la versión de la acusada. “Nunca tuvimos relaciones sexuales hasta que ella cumplió 16 años”, dijo el acusado a preguntas de la fiscal.


Y la defensa del colegio británico, citado como  presunto responsable civil subsidiario (a petición de la acusación particular), que el centro actuó para apartar a Troiano de las clases cuando tuvo conocimiento y que los contactos no se produjeron dentro del propio colegio.


La víctima y los testigos que prestaron declaración este martes en la Audiencia Provincial de Almería clarifican  esta controversia. En primer lugar, la joven aseguró que hubo relaciones mucho antes de cumplir los 16 años y ofreció un relato del progresivo acercamiento del profesor británico. Las testigos confirman esta situación a través de las confesiones de la propia víctima en aquellas fechas. “Quería verme y conocerme fuera del colegio (...) fui cogiendo más confianza, me escuchaba y me decía que yo era fuerte. Me sentía bien con él (...) luego me dijo que era un secreto, algo prohibido”, explicó la joven en la sala.


En segundo lugar, los testigos acreditan también que hubo besos dentro del centro educativo incluso delante de otra alumna, y que el director y una profesora vieron a Troiano y a la menor en dos ocasiones juntos fuera del colegio (paseando en la playa y en la compra en el supermercado).


Solo consta en el relato de los testigos y de la propia víctima que se prohibió a la joven acudir a las clases del docente. Luego, en noviembre de 2016 fue detenido. “Cuando le dije que les iba a denunciar, el director se sorprendió y dijo que iba a ser un escándalo”, narró molesto el padrastro de la víctima en su declaración ayer en la Audiencia Provincial de Almería.

Y, en tercer lugar, aunque la menor confirmó que contactó en varias ocasiones con Carlo Troiano de forma voluntaria, en su declaración se aportaron detalles sobre la presunto intimidación del acusado. “Insistía en quedar con ella. Tenía miedo”, apuntó una amiga cercana. “Era una niña lista, pero era una niña”, indicó la madre de la adolescente.


Cronología
Carlo Troiano fue detenido en noviembre de 2016 y quedó en libertad en diciembre de 2017. Esa navidad fue identificado en un aeropuerto de Portugal cuando pretendía salir de España, pero la Audiencia lo mantuvo en libertad por un malentendido en la traducción de las medidas cautelares.


En mayo de 2018 vulneró la prohibición de acercamiento y quedó con la víctima en Alicante y en Roquetas de Mar. En junio de 2018 fue detenido en Alemania cuando intentaba verla de nuevo. La propia joven alertó a las autoridades asustada. El varón fue extraditado a España y encarcelado en Madrid.


El docente fue absuelto de tenencia de pornografía infantil en Almería. Se encontraron contenidos en su ordenador, pero el tribunal no consideró acreditada la propiedad. También tiene pendiente una causa por supuestos tocamientos a una prima de la víctima de Roquetas de Mar, también menor de edad. Fue condenado a un año de cárcel por quebrantar la orden de alejamiento y seguir a la joven hasta Alemania, donde intentaba montar “una nueva vida”.



 

Temas relacionados
Colegio Británico de Roquetas Construcción Navidad Ley

para ti

en destaque