El efecto Vox se desinfla en favor del PP en municipales

El partido de Abascal tuvo peor porcentaje que en abril en 19 de 20 municipios

Alcaldables de Roquetas (PP), El Ejido (PP), Balanegra (PP), Adra (PP), Níjar (PSOE) y Vícar (PSOE) que revalidan triunfo
Alcaldables de Roquetas (PP), El Ejido (PP), Balanegra (PP), Adra (PP), Níjar (PSOE) y Vícar (PSOE) que revalidan triunfo La Voz

Era la gran novedad de estas últimas elecciones municipales, y llegaba a ellas en la espuma de una ola de éxito aflorado en las autonómicas del 2 de diciembre, primero, y cuajado en las generales del 28 de abril, poco después. Todos los focos dirigían el haz de luz hacia cuál sería su comportamiento en unos comicios locales, los que se dirimen a pie de calle y en el ‘tú a tú’ de los candidatos, sobre todo después de que algunos municipios de Almería, de manera muy significativa El Ejido, Roquetas y Níjar, le hubieran prestado un notable apoyo en las citas electorales precedentes. 


Sin embargo, Vox no ha cumplido las expectativas que se le vaticinaban. Con haber conseguido este pasado domingo más de 21.600 votos, por encima del 7% de respaldo de los votantes almerienses y una no desdeñable cifra de 22 concejales en ocho de los 20 municipios de la provincia en los que se presentaba -la primera vez que lo hacía en una convocatoria de elecciones locales-, la sensación generalizada es la de que su efecto se ha desinflado. Una sensación que los datos avalan, al menos en relación a lo que ocurrió hace apenas un mes. 


Más en las europeas

Bien es verdad que esa pérdida de vigor ha sido menor en las europeas, pero, aun así, concurriendo al Parlamento de Bruselas en el mismo campo de juego que los demás -esto es, en las 103 demarcaciones de Almería-, ha cosechado solo diez mil votos más que en las municipales (31.900), una cifra y, sobre todo, el porcentaje del 11% conseguido, que se alejan de los 62.500 votos y 19% de respaldo electoral de hace solo un mes. O, lo que es lo mismo, de ser en abril, en su primera experiencia de candidatura al Congreso, tercera fuerza política de la provincia y ponerse por delante de Ciudadanos o de Podemos-IU, con más experiencia en estas lides, a ser cuarta y ver frenado ese impulso hacia arriba. 


La mayor expectativa incumplida ha estado en los municipios. Vox fue en las recientes elecciones generales el partido más votado en poblaciones de tanta importancia como El Ejido (85.000 habitantes) o Níjar (30.000 habitantes), y el segundo en Roquetas de Mar (92.000 habitantes) o Vícar (25.000). En la capital (196.000 habitantes) se había situado en cuarta posición, rozando a Ciudadanos -a quien, en este caso sí, ha terminado superando en las locales por apenas unas centésimas-. Y todo ello lo hizo a costa fundamentalmente del Partido Popular, que sufrió una debacle histórica. 


Candidaturas locales 
 Estos resultados a solo un mes vista abonaban la posibilidad de que el partido de ultraderecha tuviera en las municipales una fuerte entrada en los ayuntamientos donde presentaba listas. Y ha terminado entrando, pero en menos de la mitad de aquellos a los que aspiraba y con una capacidad de ser determinante menor de la que se le suponía.


En prácticamente todos los municipios almerienses en los que Vox ha presentado candidatura a los ayuntamientos, ha bajado en respaldo con respecto a hace un mes. Donde más, en Balanegra: aquí se deja casi 30 puntos y pasa de haber sido la fuerza más votada con un 33% a ser la tercera con un 4% en las municipales (un 12,9% en las europeas). Donde menos baja es en El Ejido: los votantes ejidenses le han retirado 5 puntos de apoyo en las locales y pasa del 30 al 24,7% de respaldo electoral, aunque se queda como segunda fuerza y 7 concejales. Solo hay una excepción, Turrillas, municipio donde Vox sí ha crecido respecto a hace un mes y lo ha hecho en 28 puntos porcentuales (del 11,6% al 40%). 


En los diecinueve restantes, la candidatura del partido de extrema derecha ‘pincha’ al no consolidar la expectativa generada en las elecciones de abril. En todos los casos, menos en dos (Benahadux y Huércal de Almería), los alcaldes y alcaldesas que ya estaban ejerciendo han visto mejorar sus resultados, en algunos casos con mayoría absoluta. Y la mayoría, concretamente doce, son del PP, cuyos candidatos municipales han conseguido revertir los malos augurios y atraer para sí el voto ‘perdido’ de Vox, pero también parte del de Ciudadanos. 


Así ha ocurrido, por ejemplo, en Adra, donde Vox baja casi 15 puntos respecto a abril y el PP, con Manuel Cortés como candidato a la reelección, remonta 17 puntos porcentuales. En Roquetas, Gabriel Amat ha visto cómo Vox, segundo en las generales hace solo un mes, se deja 11 puntos y medio de apoyo y el Partido Popular sube 13,7. En Balanegra, la candidata a la reelección por el PP, Nuria Rodríguez, remonta ni más ni menos que 45 puntos hasta situarse con un 74% de apoyo.


También del PSOE Y no solo son alcaldes-candidatos del PP, también del PSOE, los que ven diluido el ‘efecto Vox’. En Níjar, el partido de ultra derecha baja casi 15 puntos, mientras que la candidatura socialista que lidera Esperanza Pérez Felices crece en 20 respecto a las generales y se alza con la mayoría absoluta y 11 concejales. Vícar es otro ejemplo, con un Antonio Bonilla que crece 29 puntos respecto a abril mientras Vox baja 14, y que se alza con una incontestable mayoría absoluta de 13 de los 21 concejales.   


Las razones

Hasta aquí los datos. Pero, ¿cuáles son las explicaciones? La mayoría coincidentes en el diagnóstico, aunque se diferencien en la valoración. El experto en demoscopia Ramón Albercas, director ejecutivo de Deimos Estadística, subraya dos: la figura de los candidatos locales, que pesa mucho a la hora de decidir el voto en unas elecciones locales y la fuerte implantación en los municipios -lo que él llama el “músculo territorial”- de los grandes partidos, un factor con gran relevancia. “cuando hay tanta fragmentación se va hacia el voto útil, y eso lo ha recogido sobre todo el PP, que tiene más experiencia en lo local, más recursos y más votantes”.


Eso lo reconoce el propio Vox, aunque le da una lectura positiva. Juan Francisco Rojas, presidente provincial de la formación verde y nuevo concejal en el Ayuntamiento de Almería, reconoce que la falta de estructura les ha pesado y el escaso tiempo para dar a conocer las candidaturas.  “Ahora empieza para nosotros la verdadera labor de implantación”, enfatiza. 


El secretario provincial del PSOE, José L. Sánchez Teruel, partido que ha ganado las europeas en Almería, cree que “el efecto Vox estaba vinculado al marketing nacional de sus dirigentes y en lo local, cuando han visto quiénes iban de candidatos la gente ha abandonado a Vox “.  En su opinión, si el PP ha ganado en las elecciones ha sido por el trasvase de votos desde Vox y Cs. “La derecha ha hecho el pacto en las urnas tras el 28A”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.