Antología poética

Creo que en la actualidad me siento muy alejada de la poesía

Beatriz Torres 09:00 • 15 sept. 2022

Como no estuve en la feria, salvo la última noche, me vi dos películas españolas que me impresionaron profundamente. La primera fue la de “El buen patrón” (que ya era hora de verla) y qué ganas te entran de matar al buen patrón, de acabar con esa falsedad y cinismo, con esa manipulación de seres humanos en beneficio y prestigio de su santa madre empresa. 


Luego vino “La jefa”. Había leído que estaba triunfando en Netflix con Aitana Sánchez-Gijón de protagonista y un director nuevo para mí, Fran Torres, y me quedé con el estómago encogido durante días. Brutales las dos. Menos mal que en ambos casos el final es abierto, justiciero y esperanzador, respectivamente. 


Una vez que se me pasaron los efectos de estas dos ficciones, me guardé las demás fuerzas para la última noche de feria. No quería perderme la oportunidad de vivir la traca de las tres de la mañana, y luego la procesión más sentida del año, con el traslado de la Virgen de la Cabeza desde la Era a la iglesia. Pienso que es uno de los vínculos que más me une a esta tierra, y espero poder seguir asistiendo a esta despedida del verano, de la feria, y de todo lo que se acaba hasta el año que viene.



También quería bailar, pero era una noche sin ambiente, y por mucho que lo intentaba con mi amiga Rosa, no conseguíamos bailar con gusto. Las canciones no nos animaban, pero justo cuando anunciaron la última se subió al escenario el productor de la banda y no sé qué cantó, pero animó un montón y logré saltar que era lo que yo quería: estirar mi cuerpo en el aire. 


El día de la Virgen por la mañana estuve componiendo una antología poética de quince poemas que Argaria me había encargado este verano, y que nunca me ponía a hacerlo. Carecía de cualquier estímulo. Creo que en la actualidad me siento muy alejada de la poesía. Sin embargo, me puse a rebuscar en un manuscrito de la década anterior, y la opinión de mi sobrino poeta, Diego Torres, me reafirmó en mi selección. Son sencillos y profundos, los paisajes de tu vida, me dijo. Qué maravilla, Diego, cuánta alegría me das. 



En estos instantes, me gustaría que lloviera de verdad para después escribir: “Ha llovido/ el sol brilla/ y todo está mojado.”




Temas relacionados

para ti

en destaque