Un discurso de orgullo y confianza del doctor García

El médico de Unicaja Costa de Almería pone en valor una temporada “de diez”

Doctor García.
Doctor García. La Voz

Anteponer lo que es mejor para el jugador sobre ninguna otra cosa, primero la parte humana, la salud, y después todo lo demás. Ese es el orden natural de la profesión médica en su cabeza, lo que está claro que igualmente aplica en una situación tan excepcional como en la que nos encontramos. José García, galeno del club verde, vive el confinamiento “como todo el mundo, con mucha tranquilidad, con dignidad, intentando, en la medida de lo posible, no pensar mucho, moverse un poco, intentar controlar la alimentación, porque cuanto más tiempo estás parado, más ganas de comer tienes, con lo cual, hay que ‘protegerse’ desde ese punto de vista”. Antes de su llegada al voleibol tuvo un brillante desarrollo profesional en el fútbol, y desde ‘su encierro’ y la distancia, pero sabiendo perfectamente de lo que habla, da su receta: “Como médico del deporte, pienso que lo mejor que se puede hacer es cortar ya las competiciones, porque no se puede permitir que los jugadores se pongan a competir en estadios vacíos, sin nadie que los apoye, y sobre todo por su propia seguridad”.

Va a más en lo tajante de su expresión: “Es una locura volver a abrir competiciones; primero, se ha perdido el ritmo del trabajo, de competición, de ejercicio, y el intentar someter a unos deportistas en tan poco tiempo a una serie de partidos es un error grande, así que pienso que esto se tiene que acabar de una forma normal y dejar los intereses que haya, partidistas, de otra índole, en función de la salud, que es lo más importante para todos”. Sin más, y para quien quiera tener en cuenta, lo idóneo es “empezar la competición de otra manera y en otro momento”. En cuanto a culpas, y como profesional de la sanidad, lo dice sin tapujos: “Como médico, tengo que decir que esto nos ha pillado desapercibidos, era algo muy difícil de prever que un virus de estas características, muy parecido al de la gripe, fuese tan contaminante, con posibilidades de coger a la gente desprevenida, pero estoy convencido de que, con la gente que hay investigando, vamos a llegar pronto a una solución fácil”.

Mientras tanto, se queda con el comportamiento social: “La sociedad está dando una gran nota de responsabilidad en su gran mayoría, sabiendo lo que nos estamos jugando, la población está dando un ejemplo espectacular, la gente se comporta como no se podía ni imaginar; es clave ver a los padres, cómo tienen controlados a los niños, intentando que sea más fácil esta hora de enclaustramiento, pensando que en un habitáculo pequeño siempre es más dificultoso, aparecen roces…, pero la gente, por lo que estoy observando, se comporta genialmente”. José García no se priva tampoco de ‘sacar pecho’ respecto a su sector en España: “Nuestro sistema sanitario es de los mejores del mundo, pero la percepción es que ahora parece ser que los sanitarios somos los salvadores de la patria; siempre hemos estado ahí, no solo ahora, siempre, y quizá antes no se nos valoraba exactamente como ahora nos valoran, que se ve la gravedad de la situación y que los profesionales están dando la cara, arriesgando en muchos casos su vida para intentar resolver los problemas, pero insisto en que el sistema sanitario es de lo mejor que tenemos en este país”.

En cuanto a la temporada blanquiverde, “ha sido bastante dura, la verdad”, como se ha quedado patente para todos en una tónica que se arrastra desde atrás: “Ya llevamos unos años con una serie de lesiones que muchas veces son imprevisibles, y en concreto este año se han acumulado una tras otra, hemos tenido mala fortuna, lesiones que parece que no van a surgir, pero que surgen, pero es que es el deporte de alta competición, que es fuente de lesiones, por lo tanto, una más o una menos, qué vamos a hacer; sí que se pueden prever algunas… y otra que es imposible”. A pesar de todo ello, o mejor dicho, por todo lo vivido, “la temporada de nuestro equipo ha sido fantástica en todos los aspectos, como personas, como grupo, como todo; independientemente de las lesiones que hayamos tenido, el grupo se ha reforzado, hemos estado muchas veces compitiendo con lo mínimo, con jugadores que incluso estaban tocados y han hecho el esfuerzo para sacar para adelante al equipo”. Eso le conduce a dar la máxima nota: “Para mí, un ‘10’ para mi equipo, ha sido un orgullo y un placer trabajar con ellos, con este grupo tan importante y maravilloso”.

No se cansa de elogiarlo, “es un grupo extraordinario, una familia grande que se ha ido compaginando unos con otros, apoyándose, han sabido estar a la altura de las circunstancias en todo momento”, pero ya toca mirar al frente, como siempre es su máxima: “Es difícil de prever cuándo podemos empezar vida normal, pero confío en que esto se vaya resolviendo paulatinamente, nos va s costar muchos meses, difícil de saber cuándo vamos a empezar la temporada y en qué condiciones será, pero creo que para septiembre, octubre… estaremos en cierta normalidad, aunque se va a tener que seguir luchando contra este virus, porque esto o se va a acabar en este tiempo, estará latente y tendremos que seguir con ser previsores y tener cuidado en muchos aspectos que nos atañen en estos momentos”. Habrá previamente, seguro, pretemporada y reconocimientos médicos preceptivos: “Creo que van a ser iguales en la nueva temporada a los de otros años, pero tendremos un ‘cortejo psicológico’ que nos va influir”. En ese sentido, “vamos a tener presente el confinamiento durante mucho tiempo en la casa, con unas preparaciones que no son las más adecuadas, ni el sitio ni los medios adecuados”.

Su voto de confianza, eso sí, va por delante: “Pienso que todo se va a resolver con el paso de los meses intentaremos llegar a la normalidad; evidentemente va a dejar secuelas, sobre todo a esta generación, y luego se irá olvidando, tal y como se han olvidado otras catástrofes que ha habido en la vida, ya que pienso que el género humano es sumamente inteligente y se acondiciona a una serie de circunstancias; es importante que no flaqueemos nunca, no mirar para atrás, siempre para adelante, y confío en que todo se termine pronto y que todo le mundo se cuide mucho”. Por último, “a la población le digo que siga con tranquilidad, porque todo esto va a pasar y valoraremos de cara a un futuro qué es lo más importante en nuestras vidas, así que mucha tranquilidad, que hay gente muy inteligente estudiando estos temas y yo estoy convencido de que vamos a resolverlo entre todos, poniendo todos de nuestra parte; si no ponemos todos de nuestra parte nos costará más tiempo”, sentencia.



 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería