Los vecinos ganan el pulso a las granjas porcinas

Pueblos como Oria y Zurgena bloquean proyectos de naves debido a la presión vecinal

Explatación porcina.
Explatación porcina.

No todas las actividades económicas son acogidas de igual manera por los vecinos cuando deciden instalarse en un municipio. El de las granjas porcinas es un claro ejemplo de que, dependiendo de su ubicación, quien pretenda abrir las puertas de una nave destinada a este fin cerca de un núcleo urbano, se puede encontrar con las puertas de un municipio cerradas.

Uno de los últimos casos ha sucedido en Oria. En esta localidad se comenzó a tramitar meses atrás la licencia para dos granjas porcinas, una de ellas en la barriada de Los Cerricos. La pedanía se puso en pie de guerra y advirtió desde el primer momento a los responsables políticos del Ayuntamiento de la repercusión negativa que tendría para una pequeña barriada situada en plena naturaleza y que cada verano acoge a decenas de personas que buscan la tranquilidad.


Petición denegada Tras reuniones con la oposición (PSOE) y llamadas al alcalde (PP), finalmente un Pleno celebrado recientemente confirmó la esperada noticia. El Ayuntamiento de Oria considera que el proyecto “no es de interés público” por lo que ha denegado la aprobación del proyecto, teniendo en cuenta también factores como el turístico, debido a la cercanía de Los Cerricos con el Santuario del Saliente.

Aunque no ha sido posible hablar con el alcalde, Marcos Reche, desde la oposición el Partido Socialista recuerdan que “los últimos 10 años que hemos gobernado nos opusimos a estas instalaciones y seguimos en la misma línea. Nuestros vecinos no las quieren y nos negamos. Aunque critican que se le diga a empresarios “que no hay problema, se gasten el dinero y decirles luego que por prensión vecinal no se va a hacer. Es una tomadura de pelo para vecinos y empresarios”, señala José Pérez, quien aún así  no se fia de lo que pase en un futuro. “En el mismo Pleno se ha aprobado una ordenanza con las tasas para las licencias donde se podía haber especificado que ese tipo de instalaciones no eran de interés para Oria pero no se hizo”.

El Ayuntamiento de Zurgena también tiene desde hace meses entre sus manos un proyecto similar. Cientos de firmas de vecinos en contra han impedido que salga adelante. No ha ocurrido lo mismo en Pulpí, donde recientemente se ha aprobado definitivamente un proyecto de explotación porcina en el paraje de Los Vizcainos.




 

Temas relacionados
Política Zurgena Oria Pulpí Verano Vecinos Ganadería

para ti

en destaque