“La Semana Santa de Vélez Rubio es una fiesta para los cinco sentidos”

El cofrade de Vélez Rubio ha dado a conocer las características de la fiesta religiosa

Juanjo Alcaina, cofrade de Vélez Rubio.
Juanjo Alcaina, cofrade de Vélez Rubio. La Voz
Miguel Delgado
18:08 • 01 abr. 2022

Declarada de Interés Turístico de Andalucía, la Semana Santa de Vélez-Rubio “es una semana donde la religiosidad, la devoción y la fiesta se mezclan todas en una”, señalaba Juanjo Alcaina, vecino y cofrade de la propia localidad durante la celebración de la mesa sobre la Semana Mayor sobre la provincia y la capital de Almería.


“La Semana Santa es un bullicio de gente en las calles, que no solo pertenecen a la localidad, sino que también atrae a un gran número de personas venidas de otros puntos de alrededor. Por lo tanto, las casas de Vélez-Rubio se vuelven a llenar de personas al mismo tiempo que también lo hacen los hoteles y alojamientos turísticos. Un beneficio que no se queda en la localidad sino que también tiene repercusiones positivas sobre la comarca”, señaló el vecino velezano.


Sobre los grandes protagonistas de una de las celebraciones con más personalidad de la provincia, Alcaina destacó que “son cuatro hermandades y cofradías: la hermandad de Jesús Nazareno, la más antigua de la localidad y que se remonta al siglo XVI; la de Nuestra Señora de los Dolores, del siglo XIX, la hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y los Afligidos, del siglo XX y, más reciente, la hermandad de la Vera Cruz y Sangre de Cristo”.



“Esta Semana Santa tiene una identidad propia, Vélez-Rubio, por su enclave geográfico es la puerta oriental de Andalucía y eso hace que tengamos muchas reminiscencias levantinas. De hecho, contamos con pasos vivientes que desfilan durante la jornada del Domingo de Ramos”, apuntaba Juanjo Alcaina.


La variedad artística que cuenta la propia localidad se puede apreciar también en la variedad escultórica que ofrecen sus diferentes autorías, un patrimonio con sello madrileño, valenciano, sevillano, granadino, jienense y, sobre todo, murciano. Durante los desfiles procesionales, las cofradías transitan por un casco histórico declarado como Bien de Interés Cultural, siendo “la joya de la corona” la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, lugar de donde parten un gran porcentaje de los pasos procesionales. No obstante, la localidad también alberga monumentos tan importantes como la Iglesia de la Inmaculada, la Iglesia del Carmen, la Iglesia de San José, el Hospital Real y el Palacio del Marqués.



“Nuestra Semana Santa es una fiesta para los cinco sentidos: se ve a través de la explosión de color de sus trajes, se oye porque tres de las hermandades cuentan con dos bandas de música cada una, se palpa, se huele a través del incieso y el olor de sus flores, y, por supuesto, se degusta a través de la gastronomía típica de la localidad”, detallaba el propio vecino velezano.


Después de detallar pormenorizadamente los días más señalados de la primavera velezana, Alcaina detalló a modo de curiosidad que, en la jornada del Domingo de Resurrección, la localidad celebra el tradicional entierro de la sardina. Que, a pesar de estar relacionado con el carnaval, la tradición velezana marca la celebración de esta tradición como señal de finalización de la vigilia de la Cuaresma en la que los cristianos no pueden comer carne.




Temas relacionados

para ti

en destaque