Coprohníjar abrirá un nuevo almacén bío en San Isidro

Con una superficie de 12.000 metros y una inversión de 8 millones se inaugurará en septiembre

Imagen virtual de la nueva instalación cuyas obras están  ya en la fase final.
Imagen virtual de la nueva instalación cuyas obras están ya en la fase final.

La cooperativa hortofrutícola Coprohníjar, propiedad de más de 200 socios y 450 hectáreas en cultivo, ultima sus nuevas instalaciones para la producción ecológica que entrarán en funcionamiento en la campaña venidera con una superficie en torno a 12.000 metros cuadrados. Así lo ha ratificado el presidente de la comercializadora, Juan Segura, quien detalla que “hemos entrado en la fase final de las obras de la nueva instalación en estos quince días y esperamos tenerlo todo a punto para septiembre, cuando se inaugure”. 


Con el incentivo de contar con este nuevo almacén para el manipulado y envasado de la producción bío, la entidad nijareña ha pasado de cultivar 90 a 140 hectáreas en ecológico que durante esta campaña han ofrecido rendimiento. La inversión aproximada de la nueva instalación ronda los ocho millones de euros.


El valor añadido que proporciona la producción ecológica es una de las opciones más recurrentes en los últimos años del campo almeriense ante la progresiva competencia en volumen de terceros países que venden por el sistema de cupos en la Unión Europea.


La nueva planta agroindustrial está ubicada en el paraje de Los Pipaces, en la barriada nijareña de San Isidro, donde se montará maquinaria adecuada para la manufactura del tomate, calabacín y pepino ecológico.



El objetivo de Coproníjar, que comenzó su actividad en 1987, es mejorar la calidad del producto de la cooperativa, que en más de un 90% se vende en el exterior, en mercados de la Unión Europea. 


Con la nueva nave bío a pleno rendimiento, la previsión es que la producción ecológica pase a representar el 35% del volumen total comercializado que en 2018 ascendió a 55.000 toneladas. 


La producción de Coprohníjar está fundamentada en tomate, pepino, pimiento, calabacín, sandía, melón que se comercializan sobre todo en Alemania, Inglaterra y Francia.


Níjar está incrementando en los últimos meses sus proyectos agroindustriales y tiene en la futura llegada del AVE y el ramal al futuro área de contenedores (Puerto Seco) su punta de lanza de cara a nuevas inversiones. De hecho, esta semana, ha inaugurado instalaciones 'Agricultura Global', una nueva empresa nijareña ubicada en el polígono La Granatilla de Campohermoso, promovida por Alejandro Nieto y Juan Gabarrón. 


El municipio del Levante almeriense contará también a principios de 2020 con una nueva fábrica de fertilizantes y abonos en el Paraje Campillo de Geníval, en El Viso, promovida por la mercantil Nutricrop, del grupo de empresas de la familia Méndez García (Megasa). Será la primera industria en su género que se proyecta con inversión local, en un mercado que está dominado sobre todo por multinacionales que cuentan con instalaciones y delegaciones en la provincia.


 

Temas relacionados
AVE Obras Sandía Unión Europea Empresas Coprohníjar Calabacín

para ti

en destaque