La antigua estación marca su tiempo y recupera su luz

Las obras de rehabilitación rescatan el antiguo reloj y la gran cristalera de la fachada

La luz vuelve a entrar al edificio de la antigua estación del ferrocarril gracias a que ya se han retirado los andamios que cubrían su fachada con el avance de las obras de rehabilitación y refuerzo en la zona de la que siempre ha sido su entrada principal. Y es que los trabajos marchan a buen ritmo, una vez retomados tras la elaboración del proyecto modificado, y así se puede comprobar solo con pasear por la zona.


Según explican desde Adif, en estos momentos los trabajos que se encuentran en realización son los correspondientes a la urbanización de la zona este, oeste y norte en la que se está cambiado la solería; además se están colocando los vidrios del ventanal principal de fachada norte que son los que precisamente ya permiten que la luz vuelva a llegar al mosaico de la Virgen del Mar y las obras de Luis Cañadas.


Lo que aún sigue tapado es ese reloj que ha marcado las horas de los viajeros que han ido y venido a Almería durante más de un siglo. Pues bien, según informan desde Adif se está ahora mismo en fase de recolocación de la caja del reloj original del cuerpo principal una vez que ya se ha restaurado su maquinaria en el taller para su puesta en servicio. Y es que el reloj volverá a marcar el ritmo de la vida de los almerienses pronto, bastante antes de que esos andenes vuelvan a recibir trenes.


Pero sin duda las actuaciones fundamentales en estos trabajos se encuentran en las labores de refuerzo y reparación tanto de la estructura metálica del pilar lado este de la fachada principal como de la viga metálica cargadero de la fachada, ya que en las catas realizadas se comprobó un importante grado de deterioro que ha sido, además, la que ha provocado este modificado del proyecto original.


En los trabajos también se está realizando la instalación y conexión del cuadro eléctrico general de baja tensión así como la ejecución de nuevas terracotas de fachada principal en taller conforme a las originales dañadas y se está instalando la iluminación de alumbrado en la marquesina histórica del andén principal.



Todo esto se encuentra en marcha pero aún quedan labores por emprender con el objetivo de terminar las obras de esta segunda fase de la rehabilitación antes de que acabe el año según el objetivo planteado por el propio Adif. Pendiente queda la reposición de fábrica de cerramiento afectada por la reparación de los daños en los pilares metálicos del cuerpo principal de fachada Norte, incluyendo piezas vidriadas y terracotas restauradas.


Mejoras 

También hay que reparar los daños y recolocación de la marquesina de entrada al vestíbulo principal, la instalación de iluminación en el vestíbulo principal de la estación histórica; y como es lógico, la limpieza de la general de la obra.


Cabe recordar que los trabajos volvieron a ponerse en marcha por parte de la empresa Tragsa con un importe de 516.326,54 euros, que vienen a sumarse a la inversión de 1.725.867,26 euros destinada a las obras de la primera fase. 


Unas obras que se realizan con el colchón económico que ofrece la subvención del 1,5% Cultural y que dejarán el edificio a falta de una tercera fase, la que debe adecuarla a su uso definitivo que aún está por determinar y que, sin duda, es el que desata permanentemente la polémica entre el Gobierno central y el Ayuntamiento de Almería.

 

Temas relacionados
Obras Estación de Tren de Almería

para ti

en destaque