“El referéndum andaluz no salió por las fuerzas reaccionarias”

Entrevista a Ramón Ponce, líder de UCD en Almería durante la transición

Ramón Ponce García.
Ramón Ponce García. La Voz

Recuerdos del Referéndum de 1980
Lo hice fuera de la UCD, partido del que era Secretario Provincial en el periodo 1977-79, tiempo en el que con fecha 13 de agosto de 1979, me dirigí a los 80 alcaldes uceditas para que apoyaran la Autonomía plena por el artículo 151 de la Constitución (me muestra el escrito). Todos los ayuntamientos aprobaron solicitar el 151.


Siendo un líder creíble y sólido, ¿Por qué dejó el partido?
El Gobierno de Suárez se partió en dos opciones, una que patrocinaba Manuel Clavero y otra con Martín Villa. Rafael Arias Salgado se alineó con Martín Villa para hacer campaña contra la Autonomía Plena. Arias me llamó para pedirme que ordenara a los alcaldes que dónde habían pedido el 151 ahora pidieran el 143. Entendí que los pueblos son gente seria y no se les puede someter a una ducha fría de la noche a la mañana.


 ¿Acertó?
 Sí. El Gobernador Civil José María Bances intentó que cambiaran y no lo consiguió en ningún Ayuntamiento.  En Almería, firmé seis mil carnés de militantes, los únicos de España y a Adolfo Suárez le firmé uno de honor. Tuvimos los mejores resultados electorales en las municipales. Todavía ningún partido ha sido capaz de superarlos, ni el PSOE ni el PP. Pueden haber tenido más votos porque hay más habitantes, pero no han conseguido más concejales. Lo triste de la UCD es que no tiene quien le escriba.
 
¿Perdió el poder?
Ahí perdí mi influencia, tras el desencuentro con Bances que tampoco tuvo poder. A partir de ahí se movilizaron todas las fuerzas que aglutinaba el gobernador hasta que consiguieron anular la segunda Asamblea Provincial y al día siguiente renuncié a mi escaño de Senador, junto con José Manuel de Torres Rollón, y me di de baja en el partido que yo fundé en Almería.


Un día usted me aseguró que la Autonomía de Andalucía comenzó por Almería. Sin embargo, en el recuerdo queda que hubo dificultades en el Referéndum.
 El primer pleno de parlamentarios andaluces de la Preautonomía con Rafael Escuredo se celebró en la Diputación de Almería. En la manifestación convocada por todos los partidos y organizaciones sindicales el que pidió la Autonomía en un escenario en Puerta Purchena fue el Diputado Gómez Angulo, estigmatizado hasta entonces con la idea de la unión con Murcia. El Referéndum no salió al principio porque el Gobernador Civil y las fuerzas más reaccionarias hicieron lo imposible para boicotearlo.



Cateto de pueblo “Nací en Uleila del Campo en 1943, hijo de maestro herrero con el que trabajé hasta los 19 años. Estudié ingreso y primero de bachiller con nueve años. Tuvo que autorizar para examinarme el secretario del único Instituto de Almería don Ignacio Cubillas y me suspendieron en francés porque lo pronunciaba igual que lo leía. Me incorporé al mundo laboral con 10 años y no me arrepiento. Me he autodenominado ‘cateto de pueblo’, expresión aprendida de Adolfo Suárez que en privado siempre se decía que era un cateto de Cebreros. En mi pueblo por no haber, no hubo ni Frente de Juventudes en mi época. Cuando venían los chavales de Tabernas, Sorbas, de Lubrín en sus marchas a Uleila, yo sentía mucha envidia al verlos. En mi pueblo, leí mucho y de manera especial los Episodios nacionales de Galdós . Soy persona de orden, decente”.

 

Temas relacionados
Purchena Sorbas PSOE Uleila del Campo Lubrín Tabernas Entrevistas

para ti

en destaque