Demanda a Torrecárdenas por negarse a atender a su bebé con fiebre e infección

“Me dijeron que fuera a un hospital privado porque mi hijo aún no tenía la tarjeta sanitaria”

Tamara G.H., de espaldas, junto a su abogado, Juan Cano.
Tamara G.H., de espaldas, junto a su abogado, Juan Cano. M.C.

"Aquí no podemos atender a su hijo, váyase a un hospital privado”. Tamara G.H. no podía creer en la noche del pasado 4 de febrero que la encargada de admisiones del servicio de Urgencias en el principal hospital de Almería, Torrecárdenas, le dijese con tanta “crudeza y prepotencia” que se marchara, que su pequeño M., que con solo un mes de vida padecía una infección respiratoria y tenía más de 38 y medio de fiebre, no podía recibir atención médica en el centro porque todavía no  disponía de tarjeta sanitaria,  pues aún no había sido inscrito en los registros de la Seguridad Social.


A pesar de su indignación, compartida por su madre que le acompañaba, esta joven de 28 años que reside con su familia en San Isidro (Níjar) hizo de tripas corazón y no quiso entrar en discusiones que entendía no tenían ningún sentido y, sobre todo pensando en la salud de su retoño, abandonó el hospital y se dirigió a un centro privado de la capital, donde tuvo que pagar más de 300 euros.


Hoy sigue creyendo que hizo lo que debía, por mucho que el cuerpo le pidiera rebelarse y expresar abiertamente su indignación e intentar exigir por otros medios su derecho y el de su hijo a recibir atención médica en un hospital público español.


Eso sí, antes de abandonarlo, presentó una queja por escrito, tras avisar a la responsable de admisión, que hizo ademán, afirma, de no sentirse en ningún caso preocupada por ello. “¿Pero qué más podía hacer ella? Tenía que cuidar sobre todo por su hijo y llevarlo con urgencia a un médico”, tercia el abogado Juan Cano en su despacho de Almería, antes de presentar la denuncia en el Juzgado de Guardia de la capital, el pasado viernes.




La denuncia ha sido presentada contra la Gerencia del Hospital Torrecárdenas por la “denegación del derecho de asistencia sanitaria pública” y por “un posible delito de omisión del deber de socorro sanitario”. Tamara no pretende  recibir ninguna indemnización. “No quiero dinero, solo que cosas como estas no vuelvan a pasar”.


Derivado por el pediatra Pero, como dice, a ella le pasó, y fue a pesar de que ese día no tenía previsto acudir al sistema sanitario público. “El niño no podía respirar bien y tenía fiebre, por lo que decidí, para evitarle el frío a primera hora de la mañana en la cola del consultorio de San Isidro para pedir cita, llevarle por la tarde a la consulta privada de un pediatra" de esta barriada nijareña.


Sin embargo, este facultativo, tras explorarle y detectar que sufría “fiebre y una infección respiratoria”, decidió derivarle a Torrecárdenas para “completar el estudio”, pues entendía que, por la gravedad de su estado, debían realizarle al menos sendos análisis de sangre y orina.


Con la intranquilidad de esta gravedad, Tamara y su madre se dirigieron con el pequeño hasta el servicio de Urgencias de Torrecárdenas, “que estaba abarrotado”. “Tras explicar la situación de mi hijo, y mostrarle el escrito del pediatra de San Isidro y mi tarjeta sanitaria, la mujer que atendía el servicio de admisión, sin consultar ningún dato en el ordenador y apenas sin ver los documentos, con chulería, me dijo que no lo podían atender y que me fuera a un hospital privado”, recuerda Tamara.


Según dice, no solo ella mostró su incredulidad por la reacción de la mujer, sino toda la cola de personas que esperaban para ser atendidas. “Me enfadé como nunca, pero no podía pelearme con ella; con mi hijo con 38 y medio de fiebre no podía quedarme allí parada, así que nos fuimos a un hospital privado”. Alli le hicieron los análisis recomendados por el especialista y le pusieron un tratamiento con el que, afortunadamente, el bebé se está recuperando. Por todo ello tuvo que abonar 314,45 euros.


Diligencias En su denuncia, Juan Cano solicita que se practiquen distintas diligencias probatorias, como la identificación del personal sanitario que estuvo de guardia en el servicio de Admisión en Urgencias y Servicio de Valoración Médica de Torrecárdenas en el turno de tarde-noche del 4 de febrero, y dé traslado de la relación del personal sanitario “que denegó la asistencia y el derecho a la sanidad pública al bebé de un mes”.


El abogado de Tamara también  pide que se tome declaración al gerente deTorrecárdenas, Manuel Vida, “como responsable del hospital, a fin de que manifieste el motivo de la denegación de la asistencia sanitaria en un caso de grave infección respiratoria y fiebre de un paciente".


Respuesta de la Gerencia El Hospital Universitario Torrecárdenas ha respondido con brevedad a esta denuncia, asegurando que en el centro se presta una asistencia sanitaria universal, es decir, que "se atiende a cualquier persona que asista a Urgencias”.


Este periódico ha podido saber que el centro hospitalario almeriense ha intentado contactar con la denunciante, una vez que conoció este mismo viernes la presentación de la denuncia en el juzgado de guardia de la capital, aunque de momento no hahabía hablado con ella.


El delito de omisión de deber de socorro sanitario está contemplado en el artículo 196 del Código Penal. Como expone la denuncia, en este delito incurrirá “el profesional que, estando obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas”.


Quienes incurran en él pueden ser castigadas con las mismas penas del artículo 195 – dirigidas a cualquier ciudadano, al margen del ámbito sanitario- en su mitad superior, más la pena de inhabilitación especial de empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años. Para que se produzca este delito debe existir un riesgo grave, aunque no es preciso que llegue a producirse daño alguno, y que exista consciencia de la existencia del riesgo por parte del profesional.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería