Las escuchas a los dos policías de Vícar: “Mucha marihuana en pisos de vosotros”

Las escuchas apuntan que los policías locales de Vícar sabían que había marihuana en las casas

Arrestos de la Guardia Civil, en una imagen fundida por la Comandancia.
Arrestos de la Guardia Civil, en una imagen fundida por la Comandancia. La Voz

Dos años de investigación de la Guardia Civil contra una presunta trama de blanqueo de capitales y tráfico de marihuana cristalizan en la denominada Operación Teflón


La intervención adelantada por LA VOZ DE ALMERÍA a principios de octubre indaga sobre las supuestas conexiones entre un potente empresario del sector inmobiliario, dos agentes de la Policía Local de Vícar y un capo de la droga asentado en Roquetas de Mar. 


Bajo sospecha está el alquiler de cientos de viviendas ubicadas en zonas marginales de municipios del Poniente, propiedad del mismo empresario, para la instalación de plantaciones de marihuana.  La Guardia Civil arrestó a dos agentes de la Policía Local de Vícar acusados de gestionar el alquiler y el cobro a sabiendas del destino final de, al menos, una parte de los inmuebles en cartera. 


Según informe de la Compañía de El Ejido fechado el pasado 28 de junio, el policía municipal T. era “el líder de una verdadera organización criminal proporcionando y gestionando infraestructuras en forma de viviendas el tráfico de drogas”. El documento precisa que los inmuebles eran utilizados “para instalar cultivos intensivos de marihuana”.


El policía local T. permanece en prisión provisional, mientras el policía local M. ha quedado en libertad bajo fianza. La defensa solicitó la declaración de ambos por videoconferencia desde la cárcel de Castellón, donde estaban en un módulo especial para miembros de las fuerzas de seguridad. Ambos rechazan su participación en actividades de tráfico de cannabis y circunscriben su colaboración con el empresario únicamente la gestión y el cobro de las propiedades arrendadas, por las que obtenían presuntamente un 10 por ciento.


Conversaciones

Sin embargo, las escuchas telefónicas apuntan a que los dos policías locales vicarios tenían conocimiento de la existencia de marihuana en las casas ubicadas en barrios como Las 200 Viviendas de Roquetas.


El 2 de septiembre (20.41 horas) el agente T. habla con un varón no identificado por la Guardia Civil que le advierte de los registros. 


“Mucha gente con marihuana, mucha gente con marihuana”, alerta el identificado .  

“¿Pero qué dices, qué piso?”, responde el agente T.

“Pisos de vosotros”.


Una hora más tarde, el policía local T. informa de las novedades a una mujer y lamenta los problemas que presuntamente iban a producirse en los cobros de los inmuebles, de los que tenían que responder ante el propietario. 


“Están Las 200 tomadas, no se puede entrar. Y dice un negro, ‘muchas casas vuestras han cogido con marihuana’ y digo yo ‘ a ver si los pueden pillar a todos’ ”, señala el policía T. en alusión a los registros de la Guardia Civil.

“Madre mía, pues ya tenemos líos otra vez”, responde la mujer.

“Tú imagínate el mes que  viene, pila de casas que se van a quedar sin cobrar”.


Los agentes no están acusados de participar activamente en el cultivo de la marihuana, labor que queda reservada presuntamente para otros de los 19 detenidos o investigados, pero afirma que eran conocedores y que debían haber perseguido el delito en su condición de policías locales.


“Existe una estrecha vinculación entre el policía local T. y traficantes de drogas (cultivadores de marihuana), los cuales contactan telefónicamente con él para obtener la infraestructura necesaria”, indica el informe de la Compañía de El Ejido remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cinco de Roquetas de Mar.


El Instituto Armado considera que la figura de este policía local era “fundamental” porque otorgaba presuntamente seguridad a los productores. Entre ellos estaría otro de los grandes investigados en la Operación Teflón, un capo identificado como J. de 33 años de edad.


“A través de confidencias, confirmadas a través de inspecciones oculares, se refleja a la perfección el conocimiento de la existencia de plantaciones de marihuana por parte del policía local, plantaciones ubicadas en las viviendas que él mismo obtiene, gestiona y cobra, y de la estrecha relación con J. (...)”, dice el documento obtenido por LA VOZ DE ALMERÍA. 


“Resulta evidente que tiene conocimiento de la comisión de un delito o delitos”, añade el informe incluido en el sumario del caso.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería