Devoluciones indecentes

Devolver dinero a otras administraciones se ha convertido para el alcalde del PP en costumbre

Adriana Valverde
09:00 • 03 jun. 2022

Devolver dinero a otras administraciones se ha convertido para el alcalde del PP en el Ayuntamiento de Almería en una costumbre que practica ya sin ningún tipo de pudor. Los 20 años que suma este partido gobernando la ciudad le hacen despreciar importantes cantidades de dinero público puestas a su disposición por otras administraciones para que lo gaste en mejorar la calidad de vida de las personas. 


A lo largo del actual mandato se han sucedido las noticias sobre el dinero que el alcalde devuelve,  a veces incluso con intereses, por su incapacidad de gestión: como cerca de 300.000 euros que hay que retornar por no haber tenido la capacidad de contratar suficiente personal del denominado programa Eracis, una actuación de la Junta con cofinanciación europea que tiene como objeto mejorar la calidad de vida de personas que viven en zonas desfavorecidas de nuestra ciudad. Un dinero perdido, al igual que se han tenido que reintegrar otros cientos de miles de euros que iban destinados a empleo, bien procedentes de los planes de empleo o del Andalucía Orienta de la Junta de Andalucía.


Esta pasada semana hemos conocido que la Junta de Andalucía reclama ahora al Ayuntamiento 128.406 euros que tenían como destino reforzar al personal de los servicios sociales comunitarios, que tan necesitado está de refuerzos, para desarrollar las medidas que prevé la Ley de Dependencia. 



Es inconcebible que existiendo las listas de espera que hay para la obtención de un recurso público por parte de las personas dependientes, el alcalde se permita el lujo de devolver un dinero para que disminuya ese tiempo de espera para ser reconocido. 


La Ley 39/2006, de 14 de Diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia nació gracias a la voluntad de un gobierno socialista que fue muy consciente de que las personas que necesitan ayuda en su día a día para realizar actividades básicas de la vida deben tener reconocido ese derecho por los poderes públicos.



Eso no está ocurriendo para quienes quieren acceder al sistema de la dependencia.


La gestión del PP en la Junta de Andalucía, con Moreno Bonilla al frente, ha provocado unas listas de espera que llegan a los 700 días para valoración. El informe de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales sitúa a Andalucía a la cola en inversión por persona dependiente en España. Otro dato aún más desolador: Andalucía ha pasado en poco tiempo de ser un ejemplo en la aplicación de la Ley a ocupar el penúltimo lugar del país. En 2021 fallecieron 36.838 andaluces y andaluzas sin recibir esta prestación.



El deterioro del estado del bienestar y, en particular, de los sistemas públicos de sanidad y servicios sociales cuando el PP entra en las instituciones es evidente. Noticias como el desprecio del alcalde al dinero proveniente para agilizar las listas de espera de la dependencia en nuestra ciudad lo confirman.


Ya ha comenzado la campaña electoral de las elecciones andaluzas del 19 de junio y por fin un candidato, Juan Espadas, tiene puesta su atención en las personas, en el mantenimiento del estado del bienestar y en el acceso público y de calidad al conjunto de los servicios sociales.


Los socialistas somos muy conscientes de las atenciones que precisa una persona dependiente, y del asesoramiento que requieren las familias. Desde luego nunca nos permitiremos la frivolidad de este alcalde, ausente de los problemas reales de la ciudad, de renunciar  a ningún recurso que tenga como finalidad asistir y proteger a las personas que más lo necesitan.



Temas relacionados

para ti

en destaque