Trato de favor

“Cualquier ciudadano que deja de pagar sus deudas tiene rápidamente un requerimiento“

Adriana Valverde 08:59 • 01 abr. 2022

Me hubiera gustado contarle a nuestros lectores lo importante que es que España y Portugal hayan conseguido en la última reunión del Consejo Europeo ser considerados ‘isla energética’ y las consecuencias positivas que tiene para la bajada del recibo de la luz de nuestros hogares y empresas. O del resultado de la negociación entre el Gobierno y los transportistas, que pone fin a la huelga y las medidas que favorecen unas condiciones dignas para todos los trabajadores del sector. Lamentablemente, hay que hablar de otra muestra de la nefasta gestión del alcalde y su equipo de gobierno, del Partido Popular, al frente del Ayuntamiento de Almería, en este caso, sobre la concesión del ‘Liceo Erasmus’.  


El Liceo Erasmus es un centro educativo privado, situado en la Vega de Acá, que fue inaugurado en 2014 por un alcalde del  PP y está construido en suelo municipal, cedido por el Ayuntamiento, a cambio de pagar un canon anual de 60.000 euros durante 50 años. Hace poco hemos conocido que la sociedad limitada Liceo Erasmus, en diciembre de 2021, presentó concurso de acreedores ante un juzgado de Almería. A raíz de estas informaciones, desde el PSOE solicitamos expediente completo de esta concesión, ante las dudas que nos generó la noticia. 


Un concurso de acreedores es un procedimiento legal que se origina cuando las empresas se declaran insolventes y no pueden hacer frente a sus pagos. Lo grave de este caso es que la sociedad que gestiona el centro Liceo Erasmus ha acumulado una deuda con el Ayuntamiento de más de 920.000 euros y, sin embargo, en todos estos años el Ayuntamiento apenas ha reclamado a la empresa un solo euro por el canon que estaba obligada a pagar. En esa deuda están incluidos también impuestos municipales, como el IBI o la tasa de basura, que no han pagado nunca.



El asunto se agrava aún más cuando conocemos que en el expediente aparecen modificaciones no autorizadas por el Ayuntamiento y que desde el equipo de gobierno municipal no han hecho absolutamente nada por controlar esta concesión administrativa. Y seguimos. Y es que su día no se ejecutó la concesión según el anteproyecto presentado para poder participar, ni en cuanto a las obras a realizar ni en cuanto a los servicios que se debían prestar. En aquel momento se justificó en que tenían unos comienzos difíciles. Nos preguntamos ¿cuántas empresas tienen comienzos difíciles y no cuentan con esa flexibilidad del Ayuntamiento a la hora de exigir que cumplan con sus obligaciones?


Cualquier ciudadano que deja de pagar sus deudas tiene rápidamente un requerimiento del Ayuntamiento, más el recargo del 20 por ciento de intereses. Si un ciudadano no paga sus deudas, se le puede llegar, incluso, a embargar sus cuentas. Todos conocemos algún caso. Al Liceo Erasmus, sin embargo, no consta en el expediente que se le haya hecho una sola notificación durante 7 años, a pesar de lo notorio de todos los incumplimientos en los que ha incurrido. ¿Qué interés tienen el alcalde y su equipo de gobierno, del Partido Popular, para darle este trato de favor?



Toda la gestión llevada a cabo es una grave omisión del deber de control sobre la concesión por parte del alcalde, algo que nos preocupa a los socialistas. Si esto ha pasado con la concesión del Liceo Erasmus ¿cómo estarán el resto de las concesiones administrativas sobre el dominio público? ¿A qué se dedica el alcalde? ¿Qué control está realizando el equipo de Gobierno del PP de estas concesiones? 


El caso del Liceo Erasmus es una muestra evidente de la nefasta gestión del alcalde y del PP en el Ayuntamiento, que han estado 7 años mirando para otro lado, sin defender los intereses de los almerienses, una situación que ha generado no solo un daño a las familias que confiaron la educación de sus hijos a esta empresa, sino también un quebranto de casi un millón de euros a las arcas municipales, que será difícil recuperar. Desde el PSOE no vamos a permitir que haya empresas en esta ciudad que se monten un chiringuito tras una concesión municipal y que el alcalde del Partido Popular al frente del Ayuntamiento mire para otro.




Temas relacionados

para ti

en destaque