Delicias arrasadas

“Donde se ponga un buen montante económico no se pone la cultura, ni el patrimonio colectivo”

Ya en el siglo IX, Ben Safar Al Mariní escribía sobre el valle almeriense: “Hay aquí delicias que no existen en el paraíso eterno / y bebe, mientras arrulla la paloma”, admirado por la prosperidad de una provincia con un puerto de mucho tráfico que vio toneladas de mineral y uva de mesa salir hacia alta mar. A finales del siglo XIX el apogeo de esta uva era importante, de ahí que se construyera un acueducto, el de las Cumbres de Huércal de Almería, inmueble importantísimo en la Cultura del Agua almeriense, perteneciente al conjunto del Canal de San Indalecio, que terminó abasteciendo las tierras de Los Córdobas en dicha localidad y poco más, hoy demolido.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/219339/delicias-arrasadas

 

Temas relacionados
Emilio Sánchez de Amo Patrimonio Agua Huércal de Almería Construcción

para ti

en destaque