Vivas, libres, unidas en acción y reivindicación

 Desde CCOO todos los días luchamos por los derechos de las mujeres, por la igualdad efectiva, por una sociedad basada en la justicia y en la calidad democrática. Una lucha que reivindicamos este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, bajo el lema 'Vivas, libres, unidas en acción y reivindicación' y con las etiquetas #VivasLibresUnidas #Acción8M. VIVAS, porque los asesinatos y otras violencias machistas cercenan los derechos a una vida plena y segura. LIBRES, porque reivindicamos el derecho a una vida con plena autonomía. UNIDAS, porque juntas somos más y más fuertes.

Este Día Internacional de las Mujeres cobra especial importancia. Ante la emergencia social, es preciso abordarlo desde un punto de vista de la acción y la reivindicación porque la pandemia de la COVID-19 está golpeando a las mujeres, agravando desigualdades estructurales como son la cronificación del paro, la inactividad y las brechas de empleo, salarial y en pensiones.

La pandemia también ha ampliado las barreras estructurales sociales para las mujeres, más dificultades para las mujeres en situación de violencias machista, déficits en conciliación corresponsable, agravando la sobrecarga de responsabilidades familiares y de cuidados para las mujeres por la carencia de servicios públicos de cuidado y la falta de corresponsabilidad de los hombres. lagunas administrativas para algunos grupos de mujeres más vulnerables, aumentando su riesgo de exclusión social y de pobreza: mayores, inmigrantes, con menores a cargo, con diversidad funcional, jóvenes, paradas de larga duración, cuestionamiento por la ultraderecha de las brechas y violencias de género, recortando las políticas de igualdad. ataque y recorte de derechos sexuales y reproductivos a escala internacional. 



Valoramos algunos avances, fruto el diálogo social como los ERTE que han resultado una herramienta esencial para el sostenimiento del empleo en estos tiempos y más en el caso de las mujeres, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que amplía el Estado de Bienestar, con un impacto de género positivo, dada la feminización de la pobreza en nuestro país, el subsidio extraordinario para las trabajadoras del hogar afectadas por la COVID-19,  los Reales Decretos por los que se regulan los planes de igualdad y su registro y el de igualdad retributiva entre mujeres y hombre y el nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones contributivas.

La actual situación sanitaria nos impide ocupar las calles con las multitudinarias manifestaciones de los últimos años, pero más que nunca y ante el riesgo de importantes retrocesos hemos de hacer patentes nuestras reivindicaciones, una subida del Salario Mínimo Interprofesional porque afecta a quienes tienen una situación más difícil y muchas de ellas son mujeres, derogar las reformas laborales que generan un modelo de trabajo, marcado y lastrado por la precariedad, la temporalidad, los bajos salarios y la inseguridad, fenómenos, todo ellos, que afectan especialmente a las mujeres, derogar la reforma de pensiones de 2013 y desarrollar los acuerdos consensuados en el marco del Pacto de Toledo para lograr y mantener pensiones dignas y combatir las brechas de género, un sistema público de cuidados accesible a todas las mujeres y con empleo de calidad, políticas activas de empleo con perspectiva de género para eliminar las barreras estructurales que impiden a las mujeres el acceso al mercado laboral, políticas, acciones y compromiso para erradicar las violencias, perspectiva de género en la reconstrucción económica para remediar las discriminaciones y brechas que sufren las mujeres, especialmente ante el reto de la digitalización de la economía y la transición a una economía verde, exigimos la ratificación de dos importantes convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el C189, Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos y el C190, sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo donde se establece que toda persona tiene derecho a un mundo de trabajo libre de violencia y acoso y reconoce que el mundo del trabajo es más amplio que el lugar en el que se desarrolla la actividad y que implica establecer mecanismos que eliminen y eviten la violencia y el acoso en todos aquellos espacios y situaciones relacionados, como el marco de comunicaciones o los desplazamientos.



Cuando desde CCOO decimos #AhoraSíToca, nos referimos también a todo estoen el trabajo del día a día, para CCOO es #8MSiempre, y reclamamos igualdad real y efectiva AHORA. No puede postergarse con la excusa de otra crisis

 

Temas relacionados
8M Igualdad

para ti

en destaque