Anda muy preocupado el PSOE por la lenta muerte de los pueblos

  • Juan Torrijos
  • 17.05.2018

Por la tranquilidad y la supervivencia de muchos de los almerienses que ellos moran sería de esperar que la preocupación de los socialistas fuera en serio, que no estén, como en otros muchos temas haciendo política. Y me temo que sea así. Le piden al gobierno central una inversión de más de trescientos millones de euros para esos pueblos, y me parece de perlas que lo hagan, pero no entran en el verdadero problema que tienen estos pueblos, y es que ni los viejos viven con tranquilidad en ellos. De entrada los censos conocidos son falsos. Pregunten por los vecinos que de verdad viven en cualquier pueblo y se llevaran la sorpresa al comprobar que de los quinientos censados más de trescientos sólo están eso, censados, pero viven en la capital, en Aguadulce, Vícar o El Ejido. A esas ciento y pico de personas que duermen cada noche en ese pequeño municipio se les robó la seguridad cuando se les quitó a la Guardia Civil, había que centralizar los esfuerzos, pero siempre a costa de alguien, y pagaron ellos. Tras la Guardia Civil el médico pasó a ser el visitante que dos horas al día pasaba por allí, dos, en algunos sin horario fijo, hay que distribuirlo con otros pueblos de la comarca. Sin médico veintidós horas al día y en algunos con la ambulancia a media hora de camino. ¿Dónde están aquellos cinco minutos que se pregonaba como tiempo de asistencia para el servicio? Los boticarios intentan, y algunos muy bien por cierto, cubrir las carencias sanitarias impuestas por los políticos andaluces en los pueblos. Un ejemplo: ¿qué sería de los vecinos de Terque sin Andrés? La situación de los jubilados no es agradable, ni tranquila, ni esperanzadora. Y ahora les dicen que las dos horas de la caja también se las van a quitar, tendrán que esperar a la furgoneta, o como algunos dicen, tendremos que volver a guardar el dinero debajo del colchón. Estamos hablando de personas mayores, con dificultad para conducir y abandonados de todos los servicios, por no tener ni peluquerías quedan en la mayoría de ellos. Por ese camino andan las farmacias al ir perdiendo clientela.


De los reales problemas que afectan a los vecinos no les he leído nada a los preocupados socialistas, y si quieren nos acercamos al problema de por qué muchos de los jóvenes no encuentran acomodo en los pueblos de sus padres o abuelos.

últimas de opinión


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR