Bernabé está para comérselo: un señor del fútbol y de la cocina

A sus 90 años, Bernabé Navarro derrama su vida en las páginas del libro ‘La cocina ancestral’

Bernabé Navarro con su libro ‘La cocina ancestral’.
Bernabé Navarro con su libro ‘La cocina ancestral’. La Voz
Tony Fernández 01:06 • 05 ago. 2022 / actualizado a las 01:08 • 06 ago. 2022

Hablar en Almería de Bernabé Navarro nos lleva al fútbol de toda la vida cuando era portero del Almería primero y un gran entrenador después: como a Miguel Muñoz le gustaba entrenar a los mejores jugadores.


Bernabé saltó del campo a la cocina y nos sorprendía a todos con unos platos exquisitos que en esta casa pudimos probar gracias a su presencia en la SER y Localia. Bueno en los campos y grande en la cocina.


Hoy a sus 90 años y con la cabeza funcionando como un reloj me regaló y me dedicó su libro ‘La cocina ancestral’ que ya se lo recomiendo y lo pueden conseguir en las librerías de Almería porque es de la casa, de Círculo Rojo, una editorial muy almeriense.



El hombre

Bernabé José Navarro Góngora siempre quiso ser lo que al final consiguió: buena persona. Pero su carácter inquieto y ese signo Leo del Zodiaco le hizo ser de fuego ante los grandes retos y tras hacer el Bachiller se metió a futbolista siendo uno de los grandes porteros de Almería.



Luego llegaron las oposiciones a grandes empresas y ganó la de Alsina donde lo fue todo y puso a la empresa en lo más alto desde su despacho de la Carretera de Granada. Allí pasó media vida y dejó una huella imborrable. Compaginaba la gestión con los banquillos.


El fútbol



El mundo del balón lo ha llevado en las venas dando vida al club de su pueblo, Tabernas, del que fue todo a lo largo de la historia para pasar después a los banquillos de otros clubes donde hizo una gran carrera y puso mucho de su parte para crear el Polideportivo Almería: fichó a Pepe Meca.


En los banquillos no quería disgustos y los mejores de la provincia iban con Bernabé porque era el que mejor pagaba y mejor les entrenaba. Lo suyo era ganar en la vida y en los campos y dejó un poso de señorío en todos los clubes a los que entrenó.


La cocina

Lo que más me gusta del libro de Bernabé es el papel de regalo y la dedicatoria que me hizo. Es broma, les quiero decir que ha derramado su vida en las páginas de una obra que ya está al servicio de los almerienses y del mundo.


Tan ordenado como ha sido en su vida nos invita a entrar en la cocina (con su libro debajo de brazo) y afrontar con valentía unos platos almerienses que de no haberlos plasmado en el papel se hubieran perdido para siempre. Si empiezas con el libro no paras. Te cuesta despegarte de él y te da hambre.


Somos afortunados los almerienses de tener la cocina de Bernabé Navarro para siempre. Yo llevaría un ejemplar a cada una de las Bibliotecas de la provincia. La Diputación seguro que ya lo hizo porque es un orgullo para toda la provincia ‘La cocina ancestral’ que quedará para siempre.


Bernabé Navarro está para comérselo a sus 90 años.


Temas relacionados

para ti

en destaque