(41-8): Festival de URA Playcar en el Juan Rojas

Gana a Liceo Francés y se pone a las puertas del liderato

El URA se empieza a convertir en un muro infranqueable en la categoría.
El URA se empieza a convertir en un muro infranqueable en la categoría. Paco Alonso

Se jugaba en el Juan Rojas y a la vez en el Valle de las Cañas. Primero, doblegar a un Liceo Francés de gran juego, a ser posible con cinco puntos, y después esperar lo que sucediese en Madrid entre el primero y el tercero. Si se sacaban adelante los deberes propios, o bien se podía acabar la jornada como líder o bien se abría hueco respecto al perseguidor inmediato, y pasó precisamente eso último. Se venció, pero sobre todo se convenció, con rotundo triunfo ante un Liceo Francés de extraordinarias maneras al que no se dejó apenas respirar. Cuatro lesionados en las filas madrileñas, gran dureza en el contacto, Unión Rugby Almería Playcar fue una roca, insistió, fue y fue una y otra vez y para el descanso tenía el duelo sentenciado. Cambio drástico de guion respecto a lo visto hasta ahora, la segunda mitad supuso la confirmación de otro bonus.


Gran campaña

Los cruzados descansarán para viajar a Pozuelo a optar al liderato del Grupo C en la séptima jornada, y pase lo que pase entonces, seguirán por delante de Málaga, que es ahora cuarto y marca la raya roja de la que no se puede bajar, para cuando este visite el Juan Rojas. Será el siguiente bloque, de partidos tan solo, y por ahora se cumplido a la perfección con lo que era necesario para no perderle la pista al objetivo de vivir la fase de ascenso. Son por ahora 28 de Pozuelo, 25 de Unión Rugby Almería Playcar y 24 de Industriales las posiciones del sueño de pelear por la División de Honor, con los 19 de Málaga, seis menos que los cruzados, y los 16 de Jaén, nueve menos, habiendo dejado cortado, además, al rival de este domingo, un Liceo Francés ya cortado en sus aspiraciones por arriba. Férreo, ya sí URA está empacado en traje de equipo grande.



El partido

Desde la primera patada inicial, que se presionó muy arriba y se acorraló al rival en su propio campo, se vieron las intenciones de unos unionistas que querían disipar todos y cada uno de los comienzos dubitativos de los primeros partidos del campeonato. Con todo, y tras buscar el ensayo de forma insistente en un presión complicada de manejar para el adversario, las dos touches lanzadas no surtieron efecto, se escurrió algún que otro balón en momentos inoportunos y, de poder anotar, se pasó a ir por detrás en el marcador. Una pérdida de URA Playcar conllevó un golpe de castigo, y un arma de las más destacadas de Liceo Francés es el puntapié a palos. Fue lo que eligió Brado, su especialista, y subió en el minuto 8 el 0-3. Sería un espejismo, pues la sensación solo hacía esperar el momento en el que los cruzados abriesen la lata.



Máquina almeriense

La defensa madrileña fue excelente al principio y resistió las acometidas de Unión Rugby Almería con solvencia, pero asumiendo un desgaste muy grande que le pasó la factura correspondiente. Equipo de media de edad joven, de futuro, no pudo hacer otra cosa que sucumbir cuando la delantera almeriense intensificó la percusión, haciendo que hubiera más opciones para los tres cuartos. Intensidad y ganas, Liceo Francés ya puso lo que le quedaba frenando un maul y la consiguiente apertura de balón, y fue en una melé, superior el cuadro de Hernán Quirelli ‘Falu’, cuando se ganó superioridad y asomó el talento en el juego de uno contra uno, siempre con apoyos. Apoyó el balón en la zona de marca Gonza Pérez, al contrapié y junto a los palos, pero el mérito fue de todo el equipo. En el minuto 23 se había dado la vuelta al marcador, 7-3 y se quería más, mucho más, sin concesión ninguna al conjunto rival.


Así a los tres minutos, en el 29, otra vez percutir, otra vez paciencia en la posesión y de nuevo apertura, con ruptura del eterno Sebas ‘Hacha’ Urgu por el ala izquierda. La progresión de uruguayo fue imparable y dejó el try en bandeja a José Méndez, que fue al apoyo de su compañero. Quedaba todavía mucho partido, media hora de reloj, pero más minutos por las paradas del señor Murillo en lesiones de jugadores de Liceo. En el 38 repitió Méndez el ensayo, esta vez asistido por Lucas Melián en una juagada que llevó el sello de ‘marca de la casa’ a partir de otra melé. El ‘8’ cruzado, eterno y poco a poco metido en su nivel de creatividad de juego, asistió a su compañero y se elevó el 19-3. Era la última jugada según el crono del árbitro, 49 corrido, cuando llegó el cuarto ensayo, bajo palos, fases, más posesión y Gonza Pérez una vez más culminando.


Intermedio

Al descanso se llegó con el partido decidido, no el marcador, amplio, pero este es un deporte en el que todo puede pasar en 40 minutos, sino por el visible desgaste de los visitantes, que además no tuvieron opción de ensayar en ningún momento. En cuanto a la segunda parte, tuvo un ritmo más bajo, rotaciones en el XV de ‘Falu’ para dosificar los esfuerzos y darle el justo premio a toda una plantilla que trabaja durante la semana con una entrega encomiable. Cabe destacar, en ese sentido, que había varias bajas, una vez más, perfectamente suplidas por los disponibles, con la feliz noticia de vuelta a la titularidad de Fede Grasso, que en el descanso dejó su sitio a Momia. Fueron muy buenas sus sensaciones, cogiendo el ritmo de juego para cuando llegue el momento decisivo de la temporada. Será como un ‘fichaje’, refuerzo de lujo almeriense.


Superiores

Tras una primera fase de centro del campo, de pulso entre ambas escuadras, en una entrega final encomiable por parte de Liceo Francés, URA Playcar jugó una touche en las puertas de los cinco metros, moviendo el balón con criterio, de costa a costa, con la paciencia de antes del descanso, y encontró el hueco con la velocidad punta de un Emilio Arias imparable por la izquierda. Era le minuto 53, y al poco llegó para el XV de Madrid la recompensa a su propuesta. Fue a través de un robo, bien jugado para que se habilitara la carrera de Espósito, al que persiguió Damián Jurado sin poder darle el alcance para frenarlo. Este ensayo visitante fue aplaudido, abiertamente, por la grada local, en una demostración de lo que es este deporte y de respeto a un rival que no se dejó nada por poner. Hubo otra recompensa, para Melián, que ensayó tras una melé, en el minuto 62, muy superior el paquete cruzado. Cittadini cerró con un golpe, 41-8.


FICHA TÉCNICA:

Unión Rugby Almería Playcar (41): Nemo, Giardina, Grasso, Mono, Facu Quiroga, Zalazar, Gaveglio, Lucas Melián, Lamboglia, Cittadini, Méndez, Gonza Pérez, Damián Jurado, Sebas ‘Hacha’ Urgu y Emilio Arias. También jugaron Juanma, Momia, Truman, Persa, Castro, Matuja, Román y Tarifa.


Liceo Francés (8): Germán García, Abarca, García de la Peña, Manuel García, Tagtachian, Vázquez, Febvre, Ceballos, Picard, Bravo, Yuste, Cuerda, Espósito, Torán y Destre. También jugaron Yus, Palomar, Renieblas, De Aguinaga, Bueno, Ballester, Dahbi y Sarrías.


Árbitro: José Luis Murillo. Expulsó temporalmente a García de la Peña (min. 43), por parte de Liceo Francés, y a Persa (min. 62) por parte de URA Playcar.


Tanteo: 0-3, min. 8: patada de castigo transformada por Bravo. 7-3, min. 23: ensayo de Gonza Pérez transformado por Cittadini. 12-3, min. 29: ensayo de José Méndez. 19-3, min. 38: ensayo de José Méndez transformado por Cittadini. 26-3, min. 40+9: ensayo de Gonza Pérez transformado por Cittadini. DESCANSO. 31-3, min. 53, ensayo de Emilio Arias. 31-8, min. 56: ensayo de Esposito. 38-8, min. 62: ensayo de Melián transformado por Cittadini. 41-8, min. 74: patada de castigo transformada por Cittadini. FINAL.


Incidencias: Partido correspondiente a la secta jornada de la primera fase, dentro del Grupo C de División de Honor B, disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas ante unos 700 espectadores aproximadamente.

 

Temas relacionados
Polideportivo Rugby URA

para ti

en destaque