La Liga se va a Neptuno con el Atlético de Madrid

Remontando en Valladolid con la ‘ley de Luis Suárez’

El Atlético de Madrid gana la Liga remontando en Valladolid.
El Atlético de Madrid gana la Liga remontando en Valladolid. Getty Images

El Atlético vuelve a ser campeón de Liga. Simeone y sus guerreros lo volvieron a lograr siete años después en otro final de infarto, con una remontada ante el Valladolid que fue posible gracias al sacrificio del equipo y a los goles de Ángel Correa y Luis Suárez. El uruguayo, rechazado por el Barcelona, acabó siendo el hombre de la Liga con ese tanto que supuso el 2-1 en Pucela... y con los otros 20 anteriores.

Para jugarse el título, Simeone optó por el once que todos veían de gala con Giménez haciendo del sancionado Savic. Zidane, por su parte, siguió apostando por Miguel y metió en el centro de la zaga a Varane por Nacho, que arrastraba molestias. La tarde arrancó con el Atlético haciendo lo mismo que en los últimos partidos: ir a por los tres puntos sin especular. Lo demostró Suárez con una primera ocasión que tapó un defensa del Valladolid.


El uruguayo volvió a estar tan activo como siempre, pero arrancó sin la efectividad que en ese momento necesitaba su equipo. Se la guardó para el momento de la verdad. Además, tanto el Valladolid como el Villarreal se quitaron todos sus complejos -los de Pucela lo necesitaban para buscar la salvación- y apuntaron a la cabeza de los dos aspirantes al título.


Así, llegaron dos minutos no aptos para seguidores del Atlético y del Madrid. Se adelantó el Valladolid en una contra de tiralíneas que culminó Óscar Plano. A los de Simeone les valía el empate, pero la fortuna les regaló el tanto de Pino en Valdebebas para hacer que los dos candidatos al título fueran perdiendo los partidos en los que buscaban el título.

En el Atlético empezaron a ser protagonistas los nervios cuando el equipo necesitaba otras cosas muy diferentes. No estuvo ajeno a ese problema el Madrid, que tuvo que redoblar sus esfuerzos en parar a Gerard Moreno y que tuvo la suerte de que Carlos Bacca no tuviera su mejor tarde.

Antes del descanso se demostró el filo en el que se desarrollaban los dos partidos, con un cabezazo de Weissman que atajó Oblak y una parada sencilla de Rulli a Casemiro. Pero ninguna entró y los 45 minutos llegaron con lo que nadie esperaba: derrotas de los dos primeros clasificados.



Los minutos de infarto llegaron cuando al Madrid se le anuló un tanto por fuera de juego de Benzema y, mientras se revisaba la jugada, Ángel Correa marcaba en Valladolid. La falta de acierto tantas veces reprochada al argentino se fue al garete.

Lo hicieron también los reproches a Suárez cuando firmó su gol número 21 de la Liga. El más importante, sin duda. Se quedó solo mano a mano ante Masip para definir como lo ha hecho toda la vida y hacer que el Atlético tuviera que mirar solo su partido y olvidarse del de Valdebebas.

A falta de tres para el 90' marcó Benzema para el Madrid, pero los blancos necesitaban más que ese gol. Y lo lograron en el 91' gracias a Luka Modric, que dejaba a su equipo a un gol del título. Un gol que tenía que producirse en Valladolid. Y que no llegó. Lo celebraron los jugadores del Atlético y toda la familia rojiblanca. Tenían motivos porque acababan de ganar la undécima Liga de su historia.




 

Temas relacionados
Primera División Fútbol

para ti

en destaque