Ensayo de los ‘cuartos’ antes de dar la campanada

Unicaja Costa de Almería visita a Melilla Sport Capital

A ganar en Melilla.
A ganar en Melilla. Felipe Ortiz

Hay cuesta de enero en la Superliga y todos los equipos lo saben, ello sin tener en cuenta a la COVID-19, que ya ha empezado el nuevo año cobrándose aplazamiento en el Vóley Textil Santanderina – Ushuaïa Ibiza Vóley. Ha sido el particular aviso de ese tal ‘coronavirus’ para que nadie se olvide: podría presentarse y jugar (sucio) en la Copa del Rey. Precisamente el ‘torneo del KO’ es lo que flota por la mente de los ocho clasificados, todos sin fiarse de los demás y todos albergando confianza en si mismos y sus posibilidades. Respecto a los seis que no se han ganado billete a Las Palmas de Gran Canaria, ninguno arroja la toalla respecto a los playoffs por el título de liga, incluso con un Barça Vóley que se ha rearmado para lo que queda de esta segunda vuelta. Exacto, es la expresión correcta, ‘lo que queda’, porque 2021 se va a iniciar en la jornada 16, con dos ya consumadas en el nefasto 2020.


El inicio ahorrador será en una cancha muy complicada, fuera de tópicos, como es el Javier Imbroda. Uno de los bloques más poderosos en ataque es su inquilino, un Melilla Sport Capital durísimo y con experiencia que quiere remontar en la tabla y al que hay que plantearle un partido perfecto si se le quiere doblegar. Incluso así, hay un claro riesgo de derrota, pero Unicaja Costa de Almería no quiere sumar la quinta de la temporada, sobre todo porque sería la tercera consecutiva. El doble pulso final del año fue ante los dos primeros, los que marchan en un nivel más elevado que los demás, y pese a cosechar sendos tropiezos, el jugar sin opuesto y el tener opciones de triunfo en ambos adelantó un regalo de Reyes Magos muy valioso: la confianza desde las sensaciones. Es por esto último que la cita en la ciudad autónoma parece propicia, porque podría ratificarlo a falta de 28 días para la final de la Copa del Rey.


Es la fecha ‘soñada’ por todos, el 7 de febrero, aunque el partido más importante es el del día 5 frente a, precisamente, el Melilla Sport Capital. Ese cuarto de final será de alto voltaje, y este domingo, 26 días antes de su disputa, toca un ensayo general a lo ‘Carmen Sevilla’ cuando presentaba las campanadas de Nochevieja. De eso se trata, de dar la campanada en la Copa, una vez que parece que nadie sitúa favorito al equipo de Manolo Berenguel. El de este domingo a las 12.00 horas (cambio tanto de día como de hora habituales) va mucho más allá de un mero tanteo, puesto que hay puntos en juego y para ambos contendientes son de gran valor. Unicaja Costa de Almería ha perdido sus dos duelos con Guaguas, ante el que no podrá devolver la moneda en fase regular, y uno con Teruel y con Palma, a los que tendrá que ver otra vez antes de los playoffs y sí podrá intentar ganarles. No se está tan mal.

Visto desde ese prisma, se les ha ganado a todos, menos a tres, y con dos de ellos se puede nivelar la balanza de duelos.
Por su parte Melilla Sport Capital ha perdido con los mismos tres equipos que los ahorradores, y además ha cedido precisamente con los de Manolo Berenguel, con Conectabalear CV Manacor y con Uashuaïa Ibiza Vóley, jornadas 3, 5 y 6 respectivamente). Llegó al Moisés Ruiz el cuadro de Salim Abdelkader con un Javier Monfort prácticamente recién fichado, en principio por una lesión de Giustiniano, pero para quedarse y elevar el nivel de un grupo con muchos efectivos. El marcador fue de un 3-0 para Unicaja Costa de Almería, que no podía contar con el cubano Javier Jiménez y sin la participación de Alejandro Vigil. Por los melillenses, brilló más que ningún otro el opuesto Federico Martina, un martillo para el ataque que distribuye su compatriota Martín Riganti.

El acento argentino se escucha mucho en el Imbroda
, y se hace notar en un equipo inicial que cuenta con los referidos Giustiniano, receptor, Martina, puesto, y Riganti, colocador, más el central Maximiliano Scarpin. En la formación de gala es un fijo el también citado Monfort, extraordinario sacador, y se ha colado el acento almeriense con la regularidad que parece haberse ganado Jorge Anane, ex de Mintonette, en la posición de central, haciendo pareja con Scarpin y en detrimento del marroquí En Nakhai. El complemento perfecto a ese grupo de jugones lo pone el líbero Osado y para tener un recambio excelente en la demarcación de receptor se cuenta con un ‘titular’ en cualquier otro equipo, el explosivo César López. Más querencia a Almería le da la presencia como colocador suplente del joven Alejandro López, también con procedencia de Mintonette, y completan el ímpetu de Azmi y el poso de Tahiri.

Ambos opuestos ‘de profesión’, el joven y el veterano, entran en las convocatorias de un Abdelkader al que esta temporada ya se le ha oído varias veces lanzar aviso sobre lo que su Melilla del alma es capaz de hacer. Trabaja con un amplísimo grupo que cuenta con el también histórico Faisal Mohamed, receptor, y con tres promesas, El Founti, líbero, Mesaudi, receptor, y Sarrar, central, para un total de 16 jugadores. Lo último de Melilla fue un rotundo 3-0 en el Centro Insular de Las Palmas ante un CV Guaguas que llegaba desde el Moisés Ruiz (1-3). Fue el día 22, pero no tocó la lotería en esa ocasión y el favorito hizo cumplir las expectativas de un partido que iba aplazado desde la undécima jornada. Aterrizaron los norteafricanos en la isla tras haber hecho suyas dos plazas difíciles de modo consecutivo, Textil y Boiro.



Este duelo inaugural de 2021 dará pie a una serie de cinco partidos más antes de la fase final de la Copa del Rey, con una jornada más de las de entresemana de por medio. Así, Unicaja Costa de Almería regresará de Melilla para recibir a Boiro, no se sabe si con público o a puerta cerrada, porque eso solo lo controla la COVID-19, el sábado día 16. En casa se quedará el conjunto ahorrador para dar la bienvenida a Almoradí, miércoles día 20, y tocará acto seguido viajar para vivir el gran clásico de la historia del voleibol español en Los Pajaritos. El choque está previsto para el domingo día 24. Aun le restará una jornada más a enero, que concluirá la cuesta en el Moisés con un partidazo perfecto para ser el previo de la Copa del Rey, ya que la puerta se abrirá para el posiblemente revelación Conectabalear CV Manacor. Desde ahí, a soñar con la docena de entorchados coperos tras una escalada empinada.



 

Temas relacionados
Unicaja Almería Voleibol

para ti

en destaque