Gayà da vida a la nueva generación de la Roja de Luis Enrique

España empata en su estreno en la Liga de las Naciones ante Alemania

Gayà, sobre la bocina.
Gayà, sobre la bocina. AS

España es ahora mismo juventud. A veces inocencia para perder el control del partido. Pero también valentía y osadía para no dar por perdido ningún encuentro. Quedó claro en este encuentro de la nueva generación de la Roja de Luis Enrique en el estreno en la Nations League. Un gol de José Luis Gayà en el descuento devolvió la fe al conjunto español que parecía condenado a perder el partido por un gol solitario de Timo Werner.

De Gea se convirtió en protagonista en el arranque del encuentro. Primero sacó un disparo de Werner, después un cabezazo de Khener y remató la faena con un paradón a una mano tras un disparo de Sané. Antes de esa tercera intervención pudo llegar el gol de España, pero Rodrigo Moreno no supo aprovechar un error del guardameta Trapp en una salida. Al exjugador del Valencia le faltó decisión para armar el disparo y el portero corrigió su fallo sacándole la pelota.

Aunque el arranque del partido había tenido acento alemán, se recompuso el equipo español con un Thiago que se hizo con el control de la zona ancha. Le acompañó un Fabián que quiere ganar jerarquía y un Ferran que trata de convertirse en una amenaza por las bandas del equipo de Luis Enrique. Jugó por la izquierda porque el técnico quiso doblar el costado derecho con Carvajal y Navas. No se asomó con peligro el veterano jugador del Sevilla, ya habituado a jugar más atrás.


Hubo acercamientos a las dos porterías pero en los dos equipos se notó que estamos a comienzos de un septiembre en el que los jugadores están muy lejos de su nivel óptimo de forma. Eso se tradujo en un 0-0 al descanso. Para romperlo, Luis Enrique sacó del campo a Navas e introdujo a un Ansu Fati que también se perfila como uno de los valores de futuro de la Roja.

Sin embargo, el gol vino de las botas de Timo Werner. Recibió en la frontal y con un toque se deshizo de Ramos y Pau Torres para batir a David de Gea. Buena acción del reciente fichaje del Chelsea para demostrar su clase. A punto estuvo de igualar Rodrigo pocos minutos después, aunque su disparo se fue cerca de la escuadra de la portería de Trapp. Cierto es que una nueva intervención providencial de David de Gea evitó el segundo de los alemanes.


No se rindió el equipo español, aunque dejó claro que todavía es un equipo por construir. Eso sí, la ocasión sirvió para empezar a intuir que Ansu Fati puede llegar a ser un fijo en esta Roja -se le anuló un gol en el descuento por falta de Sergio Ramos- y para dar cancha a futbolistas como Mikel Merino u Óscar Rodríguez. De su fe vino el gol al final del encuentro, obra de Gayà. España creyó y se marchó de Stuttgart con un empate que le invita a encarar el futuro con optimismo.



 

Temas relacionados
Fútbol

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque